Ourense

La "resistencia" del rural en Ourense: 576 aldeas sobreviven con menos de cinco vecinos

Ourense

DEMOGRAFÍA

La "resistencia" del rural en Ourense: 576 aldeas sobreviven con menos de cinco vecinos

Jacinto Gavilanes camina por Moredo, en Paderne de Allariz, una de las aldeas afectadas por la despoblación. (MARTIÑO PINAL)
photo_camera Jacinto Gavilanes camina por Moredo, en Paderne de Allariz, una de las aldeas afectadas por la despoblación. (MARTIÑO PINAL)
Los pueblos en esta situación han crecido más de un 60% en este siglo, con ya 171 localidades totalmente despobladas

El drama de la despoblación amenaza desde hace tiempo a Ourense, sumida en una batalla con muchos frentes para intentar revertir una tendencia que le lleva a ser la provincia española en la que más se ha reducido la población en los últimos 40 años, fenómeno que aunque también es apreciable en el entorno urbano, tiene su epicentro en el rural y en los centenares de pueblos (la dispersión es una seña de identidad de Ourense) repartidos por la geografía de la provincia, en la que cada vez hay más localidades totalmente vaciadas, según se desprende de la última actualización del nomenclátor publicada por el Instituto Nacional de Estadística. Son ya 171 aldeas las que se han quedado sin ningún vecino, un 76% más de las que había a principios del siglo XXI.

Con todo, la situación tiene visos de que irá a más, ya que la tendencia interanual deja alrededor de cinco aldeas por ejercicio que se quedan sin moradores, aunque la "resistencia" también habita en el rural ourensano, con ya más del 15% de pueblos que sobreviven con entre uno y cinco vecinos, 576 localidades repartidas entre 74 ayuntamientos. En las últimas dos décadas, la cifra ha aumentado más del 60%, ya que en el último año del siglo XX eran 358 los pueblos en esta situación, menos del 10% del total.

Paderne de Allariz 22/1/20Reportaje despoblamiento rural en el concello de paderne de AllarizOtilia Vila (Moredo)Fotos Martiño Pinal

Otilia Vila, habitante de Moredo, cuida de sus gallinas. // Martiño Pinal


Afectados


Entre los concellos que cuentan con más aldeas al borde de la desaparición, destacan Castro Caldelas (49), A Peroxa y Montederramo, por encima de 40, o Celanova y Gomesende, por encima de la treintena, reflejan los datos del nomenclátor, exponiendo también que municipios como Carballiño o Boborás también cuentan con varias localidades que resisten al filo del precipicio.

Ampliando algo más el espectro, siguen aumentando las aldeas con diez o menos vecinos, que suponen ya prácticamente un tercio del total, superando con creces las 1.300 unidades.

Caminan todas ellas, salvo que se empiece a ganar la batalla demográfica, hacia un abismo en el que están ya, por su parte, 171 pueblos ourensanos de un total de 49 ayuntamientos, encabezando también el ranking de poblaciones vacías Castro Caldelas, con 19 en esa situación, fenómeno que tiene también relevancia en otro municipio de la comarca como Montederramo, por encima de la decena. Incluso tres núcleos de población del concello de Ourense (A Cuqueira, A Garduñeira y Barxelas) están ya sin ningún vecino allí empadronado.

Todo ello tiene que ver con una población cada vez más envejecida, como reflejan los datos publicados ayer por el INE, que elevan la edad media de los vecinos ourensanos a 50,65 años, un registro que únicamente superan en Zamora, donde rozan ya los 51 años en esta variable. 


178 localidades con solo hombres o mujeres


El desglose de los datos aportados por los padrones municipales permite comprobar también como ya hay 178 localidades ourensanas en las que uno de los sexos ha desaparecido. Así, en 104 pueblos de la provincia viven únicamente mujeres, mientras que en 74 hay solo hombres, otra muestra más de la "masculinización" del rural, un fenómeno preocupante para los expertos.

Los datos globales de población ya alertan de que en apenas siete concellos quedan más mujeres que hombres en la franja de edad entre los 20 y los 45 años, pese a que el sexo femenino tiene más peso en el conjunto de los habitantes que residen en la provincia.

El nomenclátor actualizado a 1 de enero de 2019 permite también comprobar que incluso hay una parroquia del ayuntamiento de Coles, Gueral, en la que ya solo resisten tres hombres en el padrón.