Ourense

El ourensano Francisco José Prieto, nuevo obispo auxiliar de Compostela

Ourense

El ourensano Francisco José Prieto, nuevo obispo auxiliar de Compostela

El sacerdote ourensano, actual vicario para la Nueva Evangelización, será ordenado el 10 de abril

Francisco José Prieto (Ourense, 1968) será el nuevo obispo auxiliar de la Archidiócesis de Santiago. La ordenación episcopal del sacerdote, actual vicario para la Nueva Evangelización en la Diócesis de Ourense, está prevista para el próximo 10 de abril. La noticia, de las primeras para la Iglesia gallega en este Año Santo, se anunció este jueves coincidiendo con la festividad de Santo Tomás de Aquino, quien tanto inspiró a Prieto. 

El obispo de Ourense, Lemos Montanet, reconoció sentir "un pequeño dolor, por perder (entre comillas) a uno de los colaboradores con los que he contado a lo largo de estos ocho años". En su réplica, Prieto reconoció que "a palabra que me xorde neste momento é grazas. Se preferides unha cor máis galega, graciñas". Cuando el futuro obispo quiere explicar la ubicación de Ourense a personas de países lejanos, les dice que está cerca de Santiago, y todos le entienden. Ahora acude precisamente a esta Archidiócesis "co corazón ben aberto", sin dejar de recordar "el esfuerzo de tantos al levantarse cada mañana". 

Terminó siendo el elegido a pesar de que no aparecía en las quinielas para el cargo: "Eso me dio mucha tranquilidad, los rumores te descolocan", celebra. El secreto pontificio se mantuvo hasta la mañana de ayer: "A providencia ten un plan totalmente distinto aos nosos", añade Montanet. 

El objetivo del nuevo obispo auxiliar, respondió a este medio, es "coñecer a realidade da Archidiócese, deixarme axudar, escoitar e aprender unha realidade tan diversa". Tras crecer en la fe en la diócesis ourensana, y haber aprendido "de fieles y laicos", estará al servicio del arzobispo, Julián Barrio. 

En un gesto cristiano, reconoció sus limitaciones a la hora de afrontar este reto, e incluso se acordó en su carta de agradecimiento de algo tan intrínseco a la provincia como es la despoblación rural. Pues esos caminos parroquiales, tan dispersos y algunos ya olvidados, prometió transitar en su nuevo destino. 

Más en Ourense