La Región

SUCESO

El perro de Valdanta había mordido ya a su propietario

El animal está en cuarentena, a la espera de la decisión que tome el juzgado de Trives sobre su futuro

El perro que atacó a cuatro personas en O Bolo.
El perro que atacó a cuatro personas en O Bolo.
El perro de Valdanta había mordido ya a su propietario

Los propietarios de "Rex", el perro que este domingo dejó 4 heridos -3 de ellos graves- en Valdanta, O Bolo, aún no comprenden cómo pudo ocurrir el suceso. Dámaso y Josefa relatan que el can, que dicen que no supera el año, volvía de llevar las vacas al prado con la pareja de hermanas que sufrieron el ataque. Más tarde, comenta, "foron á cortiña a por patacas". Fue en ese momento en el que atacó a las víctimas.

"Rex", un perro de raza mastín que pesa unos 40 kilogramos, perdió los papeles alrededor de las 16,00 horas del domingo, según fuentes de la Guardia Civil. Tres de las víctimas resultaron heridas graves; una tuvo que ser evacuada en helicóptero a Ourense tras ser mordida en el cuello. A última hora de la tarde del lunes era la única ingresada, aunque su pronóstico es favorable. 

Josefa dice que al darse cuenta del suceso intervino rápidamente con una "forqueta", pues el mastín, de considerable envergadura, había atrapado a una de sus hijas. 

El Seprona de Ourense, el Servicio de Patrimonio Natural de la Xunta y voluntarios de Protección Civil fueron movilizados al lugar del suceso. El Seprona afirma que  solo consiguieron capturar al animal después de "bastante tiempo". Tras conseguir reducirlo, con un lazo, le fue administrado un sedante para manejarlo con seguridad.

Josefa niega tajantemente que la causa del arranque de ira del animal fuese una perra en celo, asegurando que en el momento del suceso "estaba na casa". "Rex" ya había atacado a su propietario hacía unos días, mordiéndole el brazo.

Respecto al futuro del perro, Sindo González, director de la Rede Provincial de Centros de Recollida de Animais Abandonados, dice que es incierto. Comenta que podría ser dado en adopción a alguien especializado. El mastín está en cuarentena en la perrera de A Rúa, bajo custodia judicial. Algunas asociaciones defensoras de los los animales piden que sea reubicado, para que sea reeducado por un adiestrador. Josefa es rotunda sobre asumir su propiedad: "Non quero saber nada máis de perros".


El Seprona actuará de oficio por el ataque


A pesar de que los dueños aseguraron que el can tenía todo en regla, desde el Seprona aseguran que el perro "no estaba identificado correctamente". Según dicen, no tenía el microchip implantado, necesario para su identificación; algo que es obligatorio. Desde el cuerpo informan también de que, aunque las víctimas no presenten denuncia -tres de ellas son familiares de los propietarios y la otra es vecina de ellos-, "se está hablando de unas lesiones que son perseguibles de oficio". Es por ello por lo que presentarán diligencias en el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción Nº 1 de Trives. También comentan que, en caso de tener que hallar alguna responsabilidad, esta recaería sobre el propietario, quien "tiene el deber de custodia del animal y es responsable de los daños que genere". Será la autoridad judicial la que deba decidir sobre el futuro del mastín.