Valdeorras

La salida del tráfico pesado de las calles de O Barco tiene fecha: 2022

Valdeorras

infraestructuras

La salida del tráfico pesado de las calles de O Barco tiene fecha: 2022

El delegado del Gobierno en Galicia, Javier Losada, asistió al inicio de las obras.
photo_cameraEl delegado del Gobierno en Galicia, Javier Losada, asistió al inicio de las obras.
La colocación de la primera piedra de la circunvalación inicia la ejecución de una obra con un coste de 54 millones de euros

El proyecto de la carretera de circunvalación de O Barco, que enlazará la N-536 con la N-120 -y más adelante con la autovía A-76-, comenzó a ser una realidad. El delegado del Gobierno en Galicia, Javier Losada, presidió este lunes la colocación de la primera piedra de la futura conexión. "Responde a una demanda histórica", afirmó en su discurso. No le faltó razón. Con una media diaria de 3.272 vehículos, según los últimos datos del Ministerio de Fomento, y unas estimaciones de 500 vehículos pesados del sector de la pizarra al día, las características de la  N-536 hacían necesaria una revisión. El vial apenas registró mejoras desde su construcción, en 1864.

El director técnico de la obra, Constantino Pato, destacó la reducción del tiempo necesario para acceder a la N-120 desde Sobradelo (Carballeda de Valdeorras). Según sus cálculos, bajará de 15 a 4 minutos, siendo la velocidad prevista de 80 kilómetros por hora. La N-536, que en un muchos tramos únicamente permite el paso de un vehículo, obligó a una actuación muy compleja, que tendrá un coste total de 54 millones de euros.

La futura circunvalación tendrá una longitud aproximada de 5,6 kilómetros y consta de dos partes bien diferenciadas. La primera, de 3,3 kilómetros, contempla la mejora de la N-536 entre Sobradelo y las inmediaciones de Millarouso (O Barco). Incluye la construcción de un viaducto en Candís y una vía ciclista y peatonal. La segunda será de nueva construcción y enlazará con la N-120 a través de dos viaductos -sobre el río Sil (461 metros de longitud) y el arroyo Cigüeño (350)- y un túnel de 490 metros de largo.

El delegado del Gobierno, Javier Losada, destacó que la futura circunvalación, que empezó a fraguarse en 2003 cuando se ordenó el estudio informativo, permitirá "acortar el tiempo del recorrido y, sobre todo, ganar en seguridad vial". También resaltó que "es fruto del compromiso  del Gobierno de España".

A su vez, el alcalde de O Barco, Alfredo García, afirmó a su vez que la obra es "fundamental para a comarca" y destacó que dos empresas valdeorresas, Acoval y Petrolam, serán las encargadas de ejecutar el proyecto, junto con Vías y Construcciones S. A. "Supone dos garantías, pues serán las primeras interesadas en que quede bien y beneficiará a la economía de la comarca". Además, resaltó,  el vial "permitirá la segunda planificación de la villa, ya sin camiones".


Repaso a obras y ayudas en la provincia


El delegado resaltó que en 2019, el Gobierno invirtió 419 millones de euros en obras, en Galicia. Ya refiriéndose a las carreteras, fueron 216 los millones asignados en 2018 y 2019 y recordó que, el año pasado, Fomento actuó en 112 kilómetros de la provincia. Habló de la autovía Lugo-Ourense (A-56), indicando que el tramo entre A Barrela y San Martiño está ejecutado en un 67 % y que los de Ourense-Cambeo y Cambeo-San Martiño están en fase de redacción. Losada añadió que la variante Norte de Ourense (34 millones), supera el trámite de expropiación y que en información pública están los tramos Villamartín de la Abadía-Requejo y A Veiga de Cascallá-O Barco, de la A-76.

También aludió a la redacción de proyectos de conservación de firme en la A-52 y N-120 y a la fase de información pública de los carriles adicionales para la N-120, entre Os Peares y Ourense. Además, anunció nuevos enlaces para la N-525 (Ribela), y N-120 (Vilamartín) y que está casi listo el proyecto de otro, en A Rúa. Finalizó anunciando que el Consejo de Ministros aprobó el viernes la declaración de zona gravemente afectada por una emergencia a Monterrei y Cualedro, por las inundaciones de julio. Dijo que los afectados se beneficiarán de ventajas fiscales y ayudas.


Empresariosy PP piden que se cumplan los plazos establecidos


El diputado popular Celso Delgado, quien se implicó con la circunvalación desde el primer momento, manifestó este lunes: "Celebramos o inicio da estrada, unha obra impulsada polos gobernos socialistas e populares. Traballaremos en positivo para que se cumpran os prazos". Recordó que "sae adiante porque hai presupostos de 2018 prorrogados" y aprovechó para reivindicar que salga a información pública el tramo de la A-76 entre O Barco y A Veiga de Cascallá y se resuelvan las alegaciones del de Villamartín de la Abadía-Requejo.

La alcaldesa de Carballeda, María del Carmen González, por su parte, insistió en que en la década de 1990 ya reclamaba una solución para la obsoleta N-536. Defensora de otro trazado para la variante, asumió que la diseñada "no es la perfecta, pero sea bienvenida". La regidora aprovechó para reclamar un puente entre Sobradelo y la nueva infraestructura, sobre el río Sil. "Queda un embudo para resolver el tránsito de vehículos pesados", dijo.

La presidenta de la Asociación Empresarial de Valdeorras (AEVA), Araceli Fernández, abogó porque "todo vaya según lo previsto, que se cumplan los plazos y que sea el anuncio de la piedra para la A-76".

José Luis García, presidente del Consello Regulador de Valdeorras, consideró que "a obra chega con 10 anos de retraso. Esperamos que a lousa dure moito tempo para que se cumpran os fins para os que se fixo".