REFUGIADOS

El Supremo condena a España por incumplir sus compromisos de prestar asilo a refugiados

La plataforma Stop Mare Mortum celebra esta decisión por tratarse de una "oportunidad clave" para que el nuevo Gobierno cambie las políticas migratorias.

El Supremo condena a España por incumplir sus compromisos de prestar asilo a refugiados

La plataforma Stop Mare Mortum ha aplaudido la sentencia del Tribunal Supremo que obliga a España a cumplir con los compromisos de tramitar las solicitudes de asilo de los refugiados y ha considerado que se trata de una "oportunidad clave" para que el Gobierno de Pedro Sánchez cambie las políticas migratorias.

La coportavoz de la entidad Sonia Ros ha exigido al Gobierno que ejecute la sentencia "lo antes posible" y ha valorado "muy positivamente" que un movimiento social como Stop Mare Mortum "pueda ejercer un control" sobre un Estado, tras la condena del TS a España que estima parcialmente un recurso presentado por la plataforma.

Por su parte, el coportavoz Toni Borrell ha considerado la decisión del Supremo una "oportunidad clave" para que el Ejecutivo asuma la sentencia "como propia", a pesar de tratarse de incumplimientos por parte del anterior Gobierno de Mariano Rajoy, y efectúe "un cambio en las políticas de asilo".


El TS ha condenado hoy a España por el incumplimiento de los compromisos de tramitación de solicitudes de asilo a los refugiados procedentes de Italia y Grecia, ya que tan solo se gestionaron un 12,85 % de la cuota de 19.449 personas que la Unión Europea había asignado a España tras la crisis migratoria de 2015.


Sobre la resolución del TS, Ros ha celebrado que "no se haya quedado en una multa económica" y ha sostenido que, para la asociación, "tiene mucho más valor que la sentencia exija el cumplimiento de los compromisos establecidos por decisión europea", y que, por lo tanto, obligue al Gobierno a ofertar las cerca de 17.000 plazas pendientes a los refugiados.

La plataforma Stop Mare Mortum agotó la vía administrativa el año pasado y presentó un recurso ante el Tribunal Supremo en abril de 2017 para exigir que España cumpliera con las directrices europeas en materia de reubicación de estas personas.

Tras la sentencia que ha dictado hoy el TS, se abre un periodo de dos meses para que el Gobierno estudie cómo dar respuesta al cumplimiento de las cuotas pendientes, para lo que la plataforma ha ofrecido su colaboración.


"Tenemos conocimiento de opciones de vías legales y seguras para estas personas", ha explicado Borrell, que ha criticado la "falta de voluntad política" en materia de reubicación de refugiados por parte de la mayoría de estados europeos.


En este sentido, el coportavoz ha recordado la "clara posición" que mostró el PSOE con respecto a la situación de las personas refugiadas cuando el PP estaba en el Gobierno.

"Sánchez y el PSOE hicieron una oposición muy dura y confiamos que ahora que tienen posibilidades de hacer las cosas diferentes serán coherentes con lo que decían cuando estaban en la oposición", ha indicado Borrell.

A partir de esta sentencia, Stop Mare Mortum espera un cambio a escala nacional pero también europeo, ya que desde la asociación "confían" en que la sentencia "tenga un efecto multiplicador a nivel europeo" y active a movimientos sociales presentes en otros países.

"Los jueces dicen que es un problema comunitario y que se debe trabajar desde el principio de solidaridad como no se ha hecho hasta ahora", ha dicho Borrell, a lo que Ros ha añadido que se trata de una resolución judicial "histórica y sin precedentes" porque por primera vez se exige "desde tribunales nacionales a los propios gobiernos que cumplan con las cuotas".