CREANDO MARCA

Agroindustria, textil y construcción son los sectores que tirán de Ourense

La economía de la provincia de Ourense evoluciona hacia el sector industrial. Por lo menos así se desprende de algunos indicadores recogidos en un informe de Ardán que recoge la evolución de las empresas de la provincia 

Agroindustria, textil y construcción son los sectores que tirán de Ourense

Según la radiografía efectuada por Ardán de las industrias de Ourense debemos destacar la presencia de un sector agroindustrial que es capaz de ser líder en facturación reforzado por la presencia de empresas motores como Coren, Grupo Cuevas, o Aceites Abril. En conjunto, el sector factura 1.753 millones de euros.  En el caso gallego, el crecimiento se ha sustentado en el sector textil y la automoción, con Inditex y Citroen como puntas de lanza. Por otra parte, la riqueza de las empresas gallegas se ha multiplicado por cuatro en el periodo 1994 hasta 2015 debido a un crecimiento del VAB del 312%. 

Esta cifra es un reflejo del dinamismo empresarial que ha vivido la provincia en los últimos 25 años, ya que los índices de crecimiento duplican los valores del incremento del PIB del conjunto de la economía de Galicia, que aumentó su cifra otal en un 128%. El tejido gallego suma 198.923 empresas y esta conformado, desde el punto de vista del empleo, por pequeñas empresas, ya que más de la mitad (53,5%) no tienen asalariados; y solo el 0,53% muestran plantillas superiores a los 50 empleados. 

Un modelo parejo es el que presenta el entramado empresarial de Ourense, con 22.971 empresas de las cuales un 54% son empresas sin personal, y solo un 0,41% son empresas con más de 50 empleados. El ratio de ocupados por empresa de Galicia es de un 18% y en el caso ourensano esta cifra cae hasta un 9%, un valor que indica el nivel de desagregación de la contratación de empleados en el conjunto de Ourense.

Los cambios son inherentes a la realidad del mercado empresarial gallego, y en general mundial, como podemos observar en la evolución de las grandes empresas gallegas. 

Solo tres empresas -Inditex, PSA y Megasa- se mantienen en el top ten empresarial con respecto a hace 25 años. Así lo indica el informe Ardan que conmemora los 25 años de este centro de gestión de datos de las empresas gallegas. En en año 1994 el líder empresarial gallego era Citroën seguido de ya de una pujante Inditex y en el top ten se podía encontrar empresas como Pescanova, Constructora San José, Gadisa, Finsa o Froiz. 

En el análisis actual el textil copa los primeros lugares, con hasta seis puestos de los 10 primeros. Todas con pertenencia al grupo Inditex. PSA Citroen se queda en segundo lugar y entran en dicho top de lideres grupos como Vegalsa-Eroski (Vego Supermercados) y Megasa.

En el caso de Ourense el ránking de diez empresas destacadas  esta liderado por Coren, seguido por Sociedad Textil Lonia S.L., fabricante de marcas como Carolina Herrera o Purificación Garcia.  El tercer lugar lo ocupa la constructora Copasa reforzada por su expansión internacional. El resto de empresas líderes está ocupado por firmas del textil como Adolfo Dominguez; y principalmente del sector agroindustrial con la presencia de nuevas empresas del grupo Coren y otras firmas referentes como Aceites Abril o Ignacio de las Cuevas S.A.

La industria auxiliar de la automoción también esta presente con el grupo Cie Galfor S.A.U. y cierra la lista el grupo de referencia por facturación del tejido pizarrero Cupa pizarras S.A.U. En comparación con 1994 repiten en el club 10 el grupo Coren, Copasa, Ignacio de las Cuevas y Cie Galfor S.A,U. Estos datos reflejan el crecimiento en peso que el sector textil ha ganado para la economía de la provincia en los últimos años. En total estas empresas top ourensanas facturan 2.089 millones de euros, según los datos del citado informe.


Comarcas


En el análisis geográfico de los datos destacan la comarca de A Ulloa, por ser la de mayor crecimiento en el periodo de análisis del trabajo con hasta un crecimiento superior al 600%. Las empresas del sector agroalimentario son las que han provocado este incremento  que presentan la comarca. Junto a A Ulloa, otras dos comarcas gallegas presentan crecimientos empresariales de récord son A Coruña (+697%) y Terra de Trives (+600%) en Ourense. En el caso de A Coruña el crecimiento empresarial procede del textil. En el caso de la comarca ourensana  este crecimiento responde a empresas de la construcción. También la comarca de Ourense crece al doble que en la década anterior, donde además es el núcleo que aglutina el mayor incremento en crecimiento del Valor Añadido Bruto del conjunto de la provincia. 

A estas dos provincias debemos sumar también el fuerte incremento que se atribuye a la comarca formada por Allariz-Maceda, que multiplica por dos su valor añadido fruto de la apuesta por la producción rural y la atracción de industria a dicho territorio. En general, Ourense, para la muestra de Ardan, incrementa su valor añadido Bruto en un 152% cifra que le sitúa en el tercer lugar de Galicia por encima de Pontevedra pero lejos de la media de Galicia que es de un 312%, motivado por el incremento de un 524% de la provincia de A Coruña.  Estas cifras muestras una evolución positiva pero moderada de la economía de Ourense que muestra en la industria su motor de empuje.


Coren, desde 1959 creando riqueza local


El ahora conocido como grupo Coren nació en 1959, año en que Eulogio Gómez  Franqueira fue nombrado gerente de la entonces denominada  Uteco Provincial. La estrategia que implanta será la de comprar el producto en el origen local, motor de la economía  en los años venideros. En 1962  Uteco constituye la Cooperativa Provincial  Ganadera, para realizar su propia producción y en 1965 da un salto más con la fabricación de su propia planta de  piensos. Continuarían  la nueva fábrica de  matadero avícola  y en 1966 la primera planta de incubación de Galicia.

En 1970 se construye la central lechera y la clasificadora de huevos en el parque empresarial de San Cibrao das Viñas (Ourense), y así hasta nuestros días  donde el grupo Coren ha superado la facturación de 1.000 mil millones.