FORO LA REGIÓN

Lobatón: "El descrédito periodístico lleva al descrédito de la democracia"

El veterano periodista recordó la importancia del tratamiento de los sucesos reivindicando el papel de los medios tradicionales

Paco Lobatón, durante su charla, en la que explicó la gran importancia de los medios de comunicación en el ámbito de las desapariciones.
Paco Lobatón, durante su charla, en la que explicó la gran importancia de los medios de comunicación en el ámbito de las desapariciones.
Lobatón: "El descrédito periodístico lleva al descrédito de la democracia"

El periodista y escritor jerezano Paco Lobatón, promotor de la Fundación QSD de búsqueda de desaparecidos, reivindicó ayer en el Foro La Región la importante labor de los medios de comunicación tradicionales y su "responsabilidad social" ante el auge de la  "manipulación social" a través de "bulos y patrañas", alimentada por las redes sociales.

Lobatón reivindicó además un estatuto de personas desaparecidas para que hechos que en principio no son delitos "tengan respaldo judicial" para "amparar" a muchas familias que se ven indefensas. 

El veterano periodista recordó que el "planeta ha cambiado", convirtiéndose en un "universo de red de redes". "Estamos en un momento en el que el presidente Trump  gobierna a golpe de tuit y lanza cantidad de "fake news", falsas noticias, posverdad, bulos y patrañas". 

Y todo alimentado por un perverso uso de las redes sociales, una "obscena riqueza" de datos que, recordó, ofrecen los propios usuarios en plataformas como Facebook, Twitter o Instagram. Así, puso como ejemplo a empresas que se dedican a "vender datos" para poder allanar esta "manipulación" de la opinión pública. 

Con estos ingredientes, Lobatón señaló que "hay un riesgo cierto para la democracia" y llamó a "tomar conciencia", aun reconociendo que se brega una "batalla desigual".

En ese sentido, reivindicó el valor del periodismo, porque sin él "no hay democracia"  y afirmó que "queremos a los medios porque los necesitamos". Así, recordó a que el "cambio de paradigma" en los modos de consumo "no eximen a los medios de su responsabilidad social", porque "el descrédito del periodismo lleva al descrédito de la democracia". 

Y ahí, puso el foco en el tratamiento informativo del dolor y las desapariciones, subrayando la importancia de un periodismo de sucesos que sepa diferenciar entre "alertar y alarmar", frente a los que los usan para tener su "minuto de oro", con un planteamiento de "usar y olvidar" sin continuidad ni prioridades".  Lobatón reconoció que "la objetividad pura no existe", pero ensalzó una "subjetividad honrada"del periodista, recordando que "hay momentos en los que hay una vida en juego".

El caso de Diana Quer y su tratamiento fue para muchas familias "un agravio" ante el eco mediático de ese caso.Así, recordó el caso del joven Ivan Durán, que desapareció el mismo día que Diana y que "no tuvo el mismo trato policial" o del taxista ourensano Elías Carrera –cuya hija, Sandra Carrera, habló en la charla y pidió "más medios" para los desaparecidos, agradeciendo eso sí al comisario y a Lobatón su ayuda– del que dijo que "tenía las mejores condiciones familiares", pero cuya desaparición encuadró en un caso de voluntariedad. 

Respecto a otra ourensana en paradero desconocido, Belén Rodríguez, dijo que no era bueno informar con "hipótesis", pues podrían ponerse "palos en las ruedas".