MOTOR

La Federación Gallega de Automovilismo, todo en casa

Iván Corral, actual presidente, se medirá a su esposa Gloria de Burgos, en las elecciones de mañana

Fachada de la Federación Galega, en el barrio de O Pino.
Fachada de la Federación Galega, en el barrio de O Pino.
La Federación Gallega de Automovilismo, todo en casa

La Federación Gallega de Automovilismo (FGA), no deja de sorprender, casi siempre para mal. A los más de 15 cambios en el calendario deportivo que van en la temporada 2018, los conflictos con pruebas calificadas de 'desertoras' por su paso al Nacional o a los desastres organizativos de varias citas del regional de rallys provocados por la presencia de demasiados equipos en unas listas de inscritos que no dejan de crecer, con las elecciones a la presidencia de este fin de semana llega el golpe de maestro.

Como si de una película de Berlanga se tratase, el actual presidente de la FGA, Iván Hermesindo Corral, se enfrentará a su esposa, vicepresidenta primera y secretaria de la Federación, Gloria de Burgos por continuar en el poder unos cuantos años más.

Lo surrealista de la situación va más allá cuando en el acta número 12 de la Junta Electoral de la FGA se afirma que "no se han presentado recursos frente a la proclamación provisional de candidatos a la Presidencia y a la Comisión Delegada de la Federación Galega de Automobilismo", algo que no hace más que demostrar la total capacidad del actual presidente para hacer y deshacer a su antojo, ante la inacción de los deportistas (los que deberían ser protagonistas cada fin de semana) y máximos dirigentes de las escuderías organizadoras.

La más que probable inhabilitación de Corral para desempeñar sus cargos en la Federación Española (a la espera de que decida la justicia), lo que pondría en cuestión su capacidad para gobernar (ya que en ningún momento se le prohibiría estar al frente de la federación regional, aunque fuese reprobable), ha precipitado este movimiento de cuestionable gusto y peor resultado sea cual sea el ganador de este proceso electoral, que tendrá lugar con la celebración de la Asamblea Extraordinaria, este sábado en la sede de la Federación en el barrio de O Pino (a las 17:00 horas es la primera convocatoria y a las 17:30 horas).

Mientras tanto y a la espera de la victoria del continuismo en una Federación Galega de Automobilismo que necesita un giro, el deporte del motor seguirá demostrando que está lejos del cambio, perpetuando un mandato que se alarga desde hace más de 25 años.