ENCUESTA

PSOE y BNG revalidarían el gobierno de Verín, dejando al PP sin opciones

La encuesta de La Región atribuye uno o dos ediles más a los socialistas, mientras sus socios en el bipartito se mantienen

Los datos de la encuesta de La Región.
Los datos de la encuesta de La Región.
PSOE y BNG revalidarían el gobierno de Verín, dejando al PP sin opciones

El grupo de gobierno formado por el tándem Seoane-Lourenzo revalidaría la mayoría absoluta de la que ahora dispone dejando sin opciones de posible alternativa a la formación popular que lidera el exalcalde Juan Manuel Jiménez Morán. Si las elecciones municipales tuviesen lugar en estas fechas, los verinenses elegirían de nuevo el bipartito de PSOE y BNG para regir sus designios los próximos cuatro años, aumentado en uno o dos concejales el respaldo al primero de los partidos (pasaría de los 6 actuales a los 7-8 probables); y manteniendo el apoyo a la formación que lidera en la villa Diego Lourenzo Moura (4). Por contra, los populares, de repetir cabeza de lista, podrían llegar a perder hasta dos concejales, situando el hipotético resultado de cinco ediles como el peor de los que que hubiese obtenido el PP en toda su historia en Verín.

Esta es la síntesis de la encuesta de Infortécnica para La Región sobre los resultados electorales en la capitalidad de la comarca de Monterrei, donde la mayoría de los electores creen que la situación económica y social es semejante o mejor que hace cuatro años y el paro, de lejos, el principal problema que registra el municipio. 

El estudio demoscópico, realizado mediante llamada telefónica el pasado mes de mayo, a un año de los próximos comicios, refleja un respaldo mayoritario al PSdG-PSOE de los verinenses (obteniendo el 20,6% de respaldo de los encuestados frente al 16,4% que respondieron en esa misma encuesta haberles votado con anterioridad), que podría llegar a obtener un par de concejales más a expensas del Partido Popular, formación que obtiene el 19,4% de los apoyos entre las 240 consultas realizadas, diez puntos menos de los que confesaron haber apoyado esa opción política en las elecciones del mes de mayo de 2015. Asimismo, el porcentaje de indecisos sería significativamente elevado, de uno de cada tres encuestados, aunque relativamente inferior al registrado en la primera de las encuestas previas a los comicios del 2015, de 41,4% frente al 34,8% actual. También cae a casi la mitad con respecto a los encuestados de hace cuatro años, el porcentaje de aquellos que no ejercerán su voto, del 26,9% al 14,8% del pasado mes de mayo. 


El paro, principal problema para una amplia mayoría


La muestra a un año vista de la próxima convocatoria electoral ha servido también para conocer cuáles son los principales problemas que preocupan a los habitantes de Verín. Con muchísima diferencia sobre los demás, la falta de empleo se sitúa como la principal preocupación de los verinenses: un 60,9 por ciento, muy por encima porcentualmente de la siguiente de sus inquietudes, la falta de intraestructuras y servicios sanitarios de calidad, que incomoda al 6,8 por ciento de los entrevistados. Le siguen por este orden y en importancia, la falta de empresas e industrias en el municipio (5,3%), la inseguridad ciudadana (4,5%), las comunicaciones y transportes (4,5%) y la limpieza de la villa (3%). En el capítulo de otros (baja natalidad, corrupción, estado de las carreteras, etc.) muestran interés un 15 por ciento de los entrevistados el pasado mes de mayo. 


Equilibro en la percepción de la situación económica


Los verinenses encuestados están divididos a la hora de comparar la actual situación económica y social de la villa con la que se producía hace cuatro años, en los comicios municipales de 2015. Un 20,8 por ciento de los consultados cree que está algo peor aunque un porcentaje ligeramente superior a ese, un 25,4% entiende que la situación es semejante a la existente en las anteriores elecciones municipales. Pero hay un 19,2% de los consultados que, según este sondeo, piensan que Verín, en las coyunturas económica y social, está mucho peor que en 2015 y sólo un 5,4 por ciento piensa que ahora esa situación es mucho mejor. En esa línea, aunque más comedidos, se muestra el 29,2% de los entrevistados, que creen que la situación es mejor que en 2015, equiparando así en términos generales el resultado en porcentaje entre los optimistas y los pesimistas. 

verin2_result