Ourense no tempo

OURENSE NO TEMPO

La Biblioteca Pública de Ourense

Admito que puede ser una cuestión más sentimental que realista, pero yo para leer prefiero el calor de las hojas de papel, a la frialdad de la tablet.

Sala de lectura de la Biblioteca en la Diputación.
Sala de lectura de la Biblioteca en la Diputación.
La Biblioteca Pública de Ourense

Los adelantos científicos permiten acceder a la información con gran rapidez, y desde luego con un caudal impresionante. Esa labor antiguamente era facilitada por los libros, y para algunos sigue siendo imprescindible su existencia. Admito que puede ser una cuestión más sentimental que realista, pero yo para leer prefiero el calor de las hojas de papel, a la frialdad de la tablet.

Esta sería, salvo error u omisión, la primera parte de la historia de nuestra Biblioteca Pública.

El 1 de octubre de 1845 comienza a funcionar en Ourense la Biblioteca, aunque su inauguración oficial se pospuso hasta el 20 de junio de 1847. El local designado para su ubicación fue el ex convento de San Fernando (jesuitas) en la calle del Instituto (Lamas Carvajal), instalaciones que compartiría con el Instituto Provincial, y con el Seminario.

Su primer director fue Don Bonifacio Ruiz (abad exclaustrado de Celanova), quien en año y medio consiguió reunir "más de 12.000 volúmenes y 128 cuadros, procedentes de los monasterios de Celanova, Osera, Melón, San Clodio, Santo Domingo y San Francisco de Orense, los cuales de propósito, al parecer, se habían confundido y desfigurado, con objeto de que en ningún tiempo se pudiesen ordenar, ni por consiguiente averiguar sus faltas" (cita de la "Memoria de la Biblioteca"; Juan Fernández Pérez, 1915, Boletín Comisión); los cuales, fruto de la desamortización promovida por el ministro Mendizábal en 1836, corrían serio riesgo de desaparecer.

Don Bonifacio Ruiz fue sustituido en el cargo por otro gran ourensano, don Juan Manuel Amor Pereira, quien el 1 de mayo de 1875 se hizo cargo de la institución. (El relevo no fue directo, en medio se hizo cargo de la biblioteca durante cerca de diez años, el que había sido ayudante de Bonifacio: Don Juan Leonato.)

El edificio de Lamas Carvajal, fue su sede durante más de 50 años; hasta que el 1 de junio de 1896, fue trasladado a las nuevas instalaciones que se le acondicionaron en el edificio del Instituto en la calle Padre Feijoo, donde compartiría en esta ocasión instalaciones con la Escuela de Artes y Oficios). Se celebró la inauguración oficial el 1 de octubre de ese mismo año.

El 28 de abril de 1911 se jubila don Juan Manuel, quien fallecería pocos meses después, y por los datos que el propio Juan Fernández Pérez manifiesta, se hizo cargo de ella el 11 de julio de 1911. Él iba a ser quien viviera el momento más doloroso de la historia cultural de la ciudad: la noche del 7 al 8 de diciembre del año 1927, un incendio destruyó casi por completo las instalaciones de la biblioteca, y la práctica totalidad de los tesoros que allí se guardaban. La determinación de los ourensanos, y el esfuerzo de Don Juan Xesta hicieron que este desgraciado suceso, se convirtiera en el punto de partida para la creación de una nueva Biblioteca Pública.

De manera inmediata, comenzaron a recibirse donaciones; consta como la primera recibida la realizada por el bibliófilo Gumersindo Bustos, quien el 9 de diciembre envió un ejemplar de "La Atlántida", de Decoud. A esta donación le siguieron muchas más tanto de instituciones como de particulares, que permitieron reabrir la biblioteca en 1932. El lugar escogido, fueron los bajos de la Diputación Provincial, en la esquina con la calle Cruz Roja. La inauguración oficial se celebró en enero del año 1933. Estuvo en este emplazamiento, hasta 1978. Pero esta etapa ya la comentaremos en otra entrada.

A quien le interese el tema, tiene publicado en el Boletín de la Comisión una "Memoria de la Biblioteca", hecha por Don Juan Xesta en 1915. Un trabajo del propio Juan Fernández Pérez, "La antigua Biblioteca Provincial de Orense”. Su índice, del año 1931, publicado también en el boletín; en él se recoge el inventario de títulos existentes en la biblioteca a fecha de 1858, con lo cual la inmensa mayoría desaparecieron bajo las llamas. Así como su libro "La nueva Biblioteca Provincial de Orense", publicado en 1942.

Mi agradecimiento a doña Rosa M Díaz Naya, actual directora de la Biblioteca, por el buen trato recibido.