LA ORGANIZACIÓN REPARTIÓ 600 ’FACHÓS’ ENTRE LOS PARTICIPANTES EN LA TRADICIONAL PROCESIÓN

Castro Caldelas honró a San Sebastián con la Festa dos Fachós

Castro Caldelas volvió a rendir homenaje al fuego purificador y a San Sebastián de la mano de la tradicional Festa dos Fachós, una de las celebraciones con más hondas raíces etnográficas. Las hogueras, los chorizos asados, el vino y la bica caldelá se aunaron para protagonizar la jornada.
Castro Caldelas honró a San Sebastián con la Festa dos Fachós
La oscuridad dejó paso al resplandor de las llamas en Castro Caldelas, portadas en los tradicionales ’fachós’ que dan origen a una de las fiestas etnográficas más arraigadas de la provincia. Como cada año, cientos de personas acudieron a la villa caldelá para vivir en primera persona la ’Festa dos Fachós’, un evento que conjuga el fervor religioso hacia San Sebastián y la idea de que el fuego ayuda a purificar el espíritu de cuantos participan de la iniciativa.

La fiesta, amparada en la noche y en la que se vuelcan todos los habitantes de Castro Caldelas, consiste en una procesión hacia el castillo de la villa portando los ’fachós’ (la organización repartió 600) tras la antorcha principal (de más de 20 metros) que precede a la imagen de San Sebastián. Se trata de un recorrido único, ya que es realizado en plena oscuridad, con lo que las llamas aportan un espectáculo inigualable.

Hoguera


Tras el recorrido, se realiza una hoguera en el atrio del santuario de Os Remedios, instante cumbre de la purificación de la fiesta, que continúa con chorizos asados gratis para los asistentes y vino para saciar la sed, así como con música de gaitas, el repicar de las campanas y la alegría de los participantes.

Aunque el origen de esta fiesta ancestral es incierto, todo apunta a que sus inicios se remontan al año 1750, cuando una peste de cólera asoló la comarca caldelá. Fue entonces cuando los vecinos rogaron la intervención de San Sebastián y San Roque para que cesara la enfermedad y, tras una revelación a varias personas, fue construido un templo en honor San Sebastián. Otros estudiosos consideran que la misión de los ’fachós’ era sanitario-desinfecciosa, mientras que expertos como Vicente Risco asociaban este rito pagano a la cultura ’castrexa’, ensalzando la importancia del fuego como sustituto del astro rey, el sol.