VELUTINA EN OURENSE

Inconsciente una mujer de Toén por la picadura de una velutina

Se desmayó tras ser atacada y fue trasladada al hospital, donde permanece ingresada, aunque fuera de peligro

El nido de Mugares (Toén), localizado en un cobertizo.
El nido de Mugares (Toén), localizado en un cobertizo.
Inconsciente una mujer de Toén por la picadura de una velutina

Una vecina de Mugares (Toén), de alrededor de 90 años de edad, tuvo que ser ingresada en el Complexo Hospitalario Universitario de Ourense (CHUO) a consecuencia de la picadura de una avispa velutina situada en un cobertizo, en el que guardaban la máquina cortacésped, y que a última hora de ayer permanecía inconsciente, aunque fuera de peligro.

La mujer ingresada se desmayó al recibir el pinchazo, por lo que tuvo que ser trasladada al hospital en ambulancia para poder recibir atención urgente. No se conocía que fuese alérgica hasta la fecha, aunque la afección también pudo ser debido a su avanzada edad.

Se trata de una mujer conocida por ser la dueña del bar Prifer, situado en la rúa Marcelo Macías de la ciudad, histórico en la zona de A Carballeira.

Según relataron a este diario sus allegados, todavía no podía hablar, por lo que mantenían su preocupación, al recordar los antecedentes recientes en otra localidad gallega, con desenlaces trágicos.


De milagro


En todo caso, según confirmaron a este periódico, los médicos comunicaron a la familia que estaría fuera de peligro, aunque salvó la vida de milagro, y si no se llega a ser atendida a tiempo podría haber tenido nefastas consecuencias.

En todo caso, en el lugar eran conocedores de la existencia de un nido de Vespa velutina –especie invasora– en ese punto, y habían advertido a la mujer del peligro de acercarse a él.

Además, habían trasladado a los servicios de emergencia la información sobre su presencia para que pudieran retirarlos con la máxima celeridad, si bien, como ha informado este periódico, se encuentran desbordados y con lista de espera en toda la provincia.

Los voluntarios de Protección Civil de Toén acudieron ayer mismo al lugar de los hechos para retirar dicho nido, con las pértigas y la indumentaria de la que disponen, según pudo saber este rotativo.

La invasión de velutina sigue también desbordando a los bomberos de la ciudad, que ayer tuvieron que atender otros dos casos, siguiendo la tónica habitual.

El primero, en la carretera que une Sabadelle y Velle, tras la llamada de alerta de un vecino.

El segundo de ellos, lo retiraron ya entrada la noche en la zona de la Asunción, en el barrio de As Lagoas de la ciudad.