EN LA CIUDAD

El informe sobre el contagio por legionela en Ourense descarta “que haxa brote"

Se reforzará la prevención de riesgos, formando a los operarios y estableciendo más puntos de control

El informe sobre el contagio por legionela en Ourense descarta “que haxa brote"

El informe elaborado tras el contagio por legionela de un trabajador de limpieza del pabellón de Os Remedios concluye, según desveló ayer el Concello de Ourense, que el caso "semella ser illado e puntual e en ningún momento un brote", al no existir ningún otro trabajador que mostrase síntomas (cuadro infeccioso con estado febril), al ser el período de incubación de entre dos y diez días.

Las conclusiones de este análisis fueron trasladadas ayer a los miembros del Consello Reitor del Consello Municipal de Deportes, informando de los pasos dados desde que se detectó el caso de legionela, que se produjo en una zona de acceso restringido y sin ningún tipo de contacto ni con el público ni con el resto de trabajadores durante una limpieza de carácter extraordinario.

Pese a todo, el Consello Municipal de Deportes reforzará la prevención de riesgos biológicos, programando los reconocimientos médicos de los trabajadores para julio y agosto.

Asimismo, se solicitará al Gabinete de Prevención de Riesgos Laborales el reciclaje de todos los trabajadores en cuanto a la formación sobre riesgos derivados de su puesto.

Por último, se establecerán más puntos susceptibles de limpieza y desinfección a pesar de no ser agua ni de consumo humano ni caliente sanitaria para reducir los puntos de riesgo, cumpliendo así la petición registrada por la CIG, sindicato que hizo público el caso de legionela.
El espacio en el que se produjo el contagio, un depósito de agua de As Burgas utilizado como precantelamiento al spa, una zona de la sala de máquinas de acceso restringido y sin ningún tipo de contacto con el público, ocurriendo el incidente durante una limpieza extraordinaria, según afirma el Concello de Ourense.