EMPRESA - OURENSE

Pérez Rumbao comercializará en Ourense la marca Citroën

El grupo venderá los vehículos a partir de septiembre a través de Bétula Cars, concesionario Opel 

Bétula Cars, concesionario Opel, incorporará la venta de vehículos Citroën desde septiembre.
Bétula Cars, concesionario Opel, incorporará la venta de vehículos Citroën desde septiembre.
Pérez Rumbao comercializará en Ourense la marca Citroën

El grupo Pérez Rumbao sumará una marca más a su cartera de concesionarios de automoción en Ourense. Se trata de Citroën, que de forma inminente se incorporará al consorcio empresarial que no solo tiene intereses en el sector en la provincia sino en el resto de Galicia.

Así lo han confirmado fuentes del gremio de la automoción, que reconocen que las negociaciones entre las partes se llevaban produciendo varios meses y han cristalizado ya con el correspondiente acuerdo. Será Bétula Cars, actualmente concesionario de Opel, y ubicado en la zona del Piñeiral, el que se ocupe de comercializar los automóviles de la marca francesa, tanto turismos como vehículos comerciales.

Para ello comenzarán las obras de la sede actual de Bétula Cars de forma inminente, incluso la semana que viene, de tal forma que la comercialización de vehículos de la marca francesa se pueda llevar a cabo desde el mes de septiembre, compartiendo sede con Opel.

En la actualidad el concesionario trabaja para fortalecer su estructura operativa, tanto en personas como medios materiales, para dar el servicio tanto de venta como de postventa en el Piñeiral. Hasta el momento la red comercial de Citroën mantiene como punto de venta en Ourense unas instalaciones en el polígono comercial de Barreiros, que quedarán en desuso ya que ahora el punto de distribución será en las dependencias de Bétula Cars, sociedad que está en marcha desde el año 2011, recogiendo el testigo de Moyvesa, antigua suministradora de Opel en Ourense.

Con esta nueva incorporación el grupo Pérez Rumbao pasa a tener la representación de ocho marcas en la provincia. A través de Apersa comercializa Audi y Volkswagen, mientras que la sociedad Copersa distribuye Seat. La marca sueca Volvo se comercializa mediante la firma Balpersa, quedando ahora Bétula Cars como comercializadora de Opel y Citroën, ambas del grupo PSA. Gadasa se ocupa de las ventas de Skoda y Hyupersa hace lo mismo con la marca coreana Hyundai. Paralelamente, el grupo Pérez Rumbao mejora su posición en Galicia, donde ya es líder en la comercialización de automóviles. El grupo que lideran los hermanos Emilio y José Ramón Pérez Nieto tiene en la actualidad una cuota de mercado en Galicia cercana al 20%. Es decir, uno de cada cinco coches que se venden en la comunidad salen de concesionarios del grupo ourensano.

El conglomerado de sociedades de esta empresa familiar abarca también la actividad industrial, sobre todo con las carroceras Unvi y Camo, en Ourense y Portugal, respectivamente, o la distribución de camiones a través de la sociedad Inturasa. A ello se suman estaciones de servicio o distribución de gas butano y otros negocios, mayoritariamente relacionados con la automoción.


La tendencia es la concentración de las concesiones


Las marcas se concentran cada vez más en manos de pocos concesionarios. Atrás queda el concesionario monomarca y lo habitual es que se agrupen las ventas, sobre todo en el segmento generalista para crear sinergias, economía de escala y ganar en rentabilidad. En Ourense el grupo Pérez Rumbao acaba de cerrar la operación para distribuir Citroen, pero movimientos similares se dieron hace unos meses con la compra de Garza Automoción por parte del grupo coruñés Louzao. En la actualidad los potenciales compradores de coches tienen hasta casi treinta marcas representadas en la provincia a través de una quincena de sociedades mercantiles.