PATRIMONIO NATURAL

La Xunta "blinda" el Parque Natural del Xurés

Invertirá medio millón de euros en rutas de senderismo, áreas recreativas y arquitectura tradicional 

La Xunta "blinda" el Parque Natural del Xurés

La protección de los recursos patrimoniales y culturales, así como su divulgación dentro de la comunidad autónoma es el objetivo del plan de dinamización y promoción del patrimonio natural gallego que la Consellería de Medio Ambiente pondrá en marcha este año en el Parque Natural Baixa Limia-Serra do Xurés. El enclave ourensano será el primero en desarrollar esta iniciativa que, en el horizonte 2020, se extenderá por los distintos espacios naturales gallegos con una inversión total de cuatro millones de euros.

En la reunión desarrollada en la sede del parque en Lobios, la conselleira Beatriz Mato anunció ante los alcaldes y técnicos de los concellos de Bande, Calvos de Randín, Entrimo, Lobeira, Lobios y Muíños, una inversión de 465.000 euros para acciones de recuperación de los elementos arquitectónicos tradicionales, así como el acondicionamiento de rutas de senderismo y áreas recreativas.

Este plan se une al proyecto piloto que ya se desarrolló en Semana Santa para fomentar con los hoteles y locales de la zona la oferta comarcal, así como actividades de divulgación, organización de campos de trabajo o el inicio de los trámites para la adhesión a la Carta Europea de Turismo Sostenible. "Eu creo que algo debemos facer ben, non só por este plan de promoción, porque efectivamente este parque está a ser un destino turístico e, de feito, ten incrementado nun 34% o número de visitantes que houbo no ano 2016 con respecto ao 2015", dijo Mato, en referencia a las 38.000 personas que el año pasado visitaron el Centro de Interpretación.

Prevención de incendios

Con el peligro de los incendios acechando al espacio natural, en donde el año pasado ardieron cientos de hectáreas en Muíños y Entrimo, principalmente, desde Medio Ambiente destacaban también las labores de prevención, con rozas manuales y mecánicas, llevadas a cabo en la zona dentro de una partida de 150.000 euros. 

En este sentido, alcaldes como Ramón Alonso de Entrimo, cuestionaba el interés de la administración a la hora de llevar a cabo medidas antiincendios y calificó de "paripé" los planes anunciados por Medio Rural para recuperar las zonas quemadas en 2016. "Vineron a la suelta de paja y así se quedo la cosa", dijo y enfatizó que "las mejora de los servicios afectados quedó en agua de borraja".