A RÚA

A Rúa cubre la plaza del secretario con un interino

Su incorporación agilizará la elaboración del presupuesto de 2018

A Rúa cubre la plaza del secretario con un interino

La Agrupación de Secretaría-Intervención de A Rúa-Petín contará con secretario-interventor a partir del lunes. Lo anunció ayer el alcalde socialista rues, Luis Fernández Gudiña, después de entrevistarse con la persona que ocupará ese puesto. Accederá con carácter interino, como todos los incorporados a la bolsa que creó la Dirección Xeral de Administración, a raíz de una orden de Vicepresidencia e Consellería da Presidencia, Administracións Públicas e Xustiza, de noviembre de 2017.

El anuncio de la incorporación del secretario-interventor no pudo ser mejor recibida por el alcalde rues, quien aún recuerda el pleno convocado por la oposición popular para apremiar la cobertura de este puesto. La sesión del lunes finalizó instantes después de dar comienzo, tras levantarse los concejales del PP por no disponer de la información económica solicitada.

"Lóxicamente, a incorporación do secretario-interventor axilizará todo o atrasado", comentó el alcalde, Luis Fernández. En esta documentación sobresale el presupuesto municipal de 2018, unas cuentas que aún están sin rematar debido a la escasez de personal. Ayer, el regidor subrayó su deseo de que el presupuesto pueda estar listo "a finais de xuño".

El Concello de A Rúa no es el único que sufre la carencia de secretario-interventor, su ausencia la comparte con el vecino Petín, con el que comparte las áreas de secretaría e intervención. Otros seis concellos de la provincia se beneficiarán de la citada bolsa, creada por Vicepresidencia para "a cobertura de prazas de secretarios, interventores e tesoreiros mediante a bolsa de interinos", según explicó este organismo. Todos ya fueron nombrados, aunque algunos aún no tomaron posesión.

Los seis concellos ourensanos que recurrieron a la bolsa autonómica para cubrir el puesto de secretario-interventor fueron los siguientes: Amoeiro, Baltar, Baños de Molgas, O Irixo, Ponteveda y Vilardevós. A ellos hay que sumar el de O Barco, aunque este solicitó la concesión de un tesorero.

Viana do Bolo también tuvo este problema, pero el Concello lo solución creando su propia bolsa hace un par de años, según dijo el alcalde, Secundino Fernández.