PRODUCTO LOCAL

A Veiga multiplica por cuatro la producción de miel genuina

La creación de la marca "Montañas de Trevinca" disparó el numero de apicultores del Concello

A Veiga multiplica por cuatro la producción de miel genuina

La apuesta por la producción de miel multiplicó el número de apicultores en el Concello de A Veiga. De los tres que trabajaban con colmenas antes del programa municipal se pasó a los 18 actuales, según los datos que ofreció el alcalde, Juan Anta Rodríguez.

Explicó que este incremento se tradujo en un fuerte aumento de la producción, que los técnicos municipales prevén que se cuadruplicará en apenas 12 meses, pasando de los 1.000 kilos de 2017 a superar los 4.000 en esta campaña.

 

"Este ano, imos etiquetar catro veces o de 2017, como resultado da aposta dos apicultores. Os apicultores duplicaron as colmeas e, a maiores, entrou xente nova. É un proxecto novidoso e con expectativas de futuro"

 

Juan Anta se mostró más que satisfecho con una iniciativa que, "cando a Administración e os veciños van da man, permite obter estos resultados".

Ricardo Porto González, vecino de San Lorenzo, comenzó en la apicultura inscribiéndose en los cursos que organizó el Concello. Inició su actividad con 15 colmenas y ahora ya supera las 40. Aunque las nuevas aún no empezaron a producir sí pudo observar los beneficios de la marca "Montañas de Trevinca". De la decena de kilos extraídos el año pasado pasó a 115, que vendió en su totalidad en una sola jornada, con un puesto colocado en la feria de A Veiga.

"Como para non estar contento! Puxen un posto e vendino todo. A marca 'Montañas de Trevinca' axuda", comentó. No descuidó matizar que muchos apicultores sufrieron una gran mortalidad en 2017, lo que también pudo influir en la rapidez con la que dio salida a su producto.

En la aldea de Lamalonga está Flora Fernández. Comenzó a producir miel en 2017. "Metinme porque non traballaba, mais como diversión. Estou aprendendo". En todo caso, de las 20 colmenas con las que comenzó pasó a 33.

Manuel Cotado Rodríguez también se inició como apicultor en 2017 y lo hizo con 14 colmenas. Hoy posee 40, de las que confía en extraer unos 150 kilos de miel. "O proxecto do Concello foi dunha axuda total. Se non fose levado a cabo, hoxe non seríamos apicultores e, ao mellor, teríamos que deixar A Veiga. A miña idea e adicarme íntegramente", comentó.


Territorio ideal para la apicultura


Para el programa de promoción de la apicultura que inició el Concello de A Veiga, el alcalde encontró la colaboración de la Consellería do Medio Rural y la Deputación Provincial. La iniciativa incluyó la puesta en marcha del Centro Apícola de Prada, el cual, tras una inversión de 135.000 euros, pone al alcance de los productores los equipos necesarios para el envasado de la miel.

Esta actuación fue seguida de la apertura del centro de comercialización. Con un coste de 98.800 euros, los abonaron el Concello y la Dirección Xeral de Comercio. Completó estas iniciativas la asignación de personal para desarrollar el proyecto y gestionar los análisis de laboratorio que determinarán que el producto resultante se ajusta a los requisitos que establece el reglamento de la marca "Montañas de Trevinca".

Las características de un territorio, poblado de "brezo,rebolo, silva e castaños", sumadas a la prácticamente total ausencia de pesticidas confieren una indiscutible calidad a la miel, difícil de encontrar en otras latitudes.

Este factor también tiene su lado negativo, pues atrae a apicultores de otras zonas, dedicados a la apicultura trashumante. El aumento del número de colmenas reduce la producción de cada una y también favorece el aumento de la enfermedad varroasis.