Carlos Vila Sexto

Carlos Vila Sexto

Ahí está como líder Sherlock Holmes. Con él permanecen los nombres de los investigadores más famosos de la novela negra y de misterio. 

Poirot, Spade, Wolfe, Maigret, Marlowe, y tantos otros de una lista interminable que hicieron felices a generaciones enteras de lectores. Todos estos personajes detectivescos nos obligan a tener los cinco sentidos expectantes para tratar de alcanzarles tras las evidentes pistas que dejan al lector. Fueron creados por genios que lograron traspasar el tiempo hasta nuestros días. Hay detectives ficticios de todas las razas, países y tiempos que brillan por sí mismos. Tanto, que saltando la linde del papel se asoman de continuo al cine, la televisión y la escena. Otros son creados específicamente para las salas oscuras o de estar. Son invenciones que aún siendo concebidas como detectives, llegaron a matar sin armas a su autor.

Un ejemplo ha sido sin duda Sherlock Holmes, quién cada dos por tres resucita a su creador para otorgarle la gloria de los grandes. Y no nos olvidemos de los guionistas televisivos que tanto deleitan e interesan al personal. Guionistas de series famosas con personajes imperecederos. ¿Recuerdan a Mannix, Colombo, Kojak, Grissom y tantos otros…? Aquí también tenemos grandes escritores y hacedores de seres de ficción que se han revelado ante el gran público como maestros del suspense. En mis manos tengo el libro titulado “Laura y el misterio de la isla de las gaviotas” cuya dedicatoria reza: “Para Mariluz Villar Otón con todo el afecto de su discípulo Carlos Vila”.

En efecto, este libro está escrito por Javier Holgado y Carlos Vila. Dos de los mejores. Y me voy a referir especialmente a uno de ellos: a Carlos, porque al margen del enorme cariño que le profeso, siempre admiré su talento de escritor desde que a sus trece años ya con otros premios anteriores, fue distinguido con el Primer Premio Regional “Narraciones Xuvenís Rúa Nova 1991”. Más tarde me ratifiqué en mi opinión cuando en el Estudio de Artes Escénicas descubrí que sus dotes literarias iban parejas a un sentido del humor y artístico envidiables, a la par de una gran sencillez. Hoy nuestro ourensano, aumenta su extraordinario curriculum con premios de primer orden, y junto a Javier Holgado disfruta las mieles de los éxitos de la serie “Los misterios de Laura”, y de la publicación de la novela.