Cultura

Las obsesiones de Ramón Conde, en “Soliloquios"

Cultura

Exposición

Las obsesiones de Ramón Conde, en “Soliloquios"

Ramón Conde junto a dos piezas escultóricas de "Soliloquios". (ÓSCAR PINAL)
photo_cameraRamón Conde junto a dos piezas escultóricas de "Soliloquios". (ÓSCAR PINAL)
El artista ourensano inaugura este viernes su exposición en el Marcos Valcárcel

El escultor ourensano Ramón Conde regresa con una nueva exposición. Hace siete años de la última visita de sus esculturas, este viernes vuelve con la inauguración de "Soliloquios" a las 20,15 horas en el Centro Cultural Marcos Valcárcel. Ayer se presentó con la presencia del vicepresidente de la Diputación, Rosendo Fernández; el director del espacio, Francisco González, y el artífice de este trabajo, Ramón Conde.

El artista destacó algunas figuras que forman parte de esta composición: "Entre ellas tenemos el mito de Pigmalión que es un ideal de que la obra sobrevive". El erotismo es un componente importante en estas obras, pero no el elemento fundamental para Ramón Conde. "No es el punto principal, pero está presente con el añadido de un tono irónico", apuntó el escultor.

Algunas de las figuras de "Soliloquios" también muestran emociones en sus rostros. "Es un ejemplo entre lo que tratamos de comunicar y lo que los demás perciben", señaló Conde. La autorreflexión es la fuente de inspiración del artista, que también lo llevó a decantarse por el título "Soliloquios". "Es una revisión de mis preocupaciones más habituales o de determinadas obsesiones", explicó el artista. 

Para su creación usó diversidad de materiales como las resinas, el bronce o la fibra de vidrio, pero "para mi no es determinante". Lo aprecia como un factor secundario que no marca el objetivo principal de su obra: "En otras épocas fue un factor determinante para mostrar figuras poéticas, pero yo lo que quiero es contar una historia y transmitir una emoción", reflexionó Conde sobre esta exposición abierta hasta el 15 de diciembre.