La Región

RUGBY

El presidente del Campus Ourense: "Esto es un milagro"

El presidente del Campus Ourense de rugby, Juan Carlos Rodríguez, analiza el presente y el futuro del equipo

Juan Carlos Rodríguez, presidente del Campus Ourense de rugby (MARTIÑO PINAL).
Juan Carlos Rodríguez, presidente del Campus Ourense de rugby (MARTIÑO PINAL).
El presidente del Campus Ourense: "Esto es un milagro"

El presidente del Campus Ourense, Juan Carlos Rodríguez, es una de las voces autorizadas del rugby en la ciudad. Treinta años relacionado con el deporte, primero como jugador y ahora como presidente, le hacen reflexionar sobre la situación actual y el futuro de su equipo.

A dos jornadas de terminar la liga y con opciones de play off. ¿Cuál es el balance?

Es muy bueno. Los jugadores que tenemos hacen un esfuerzo increíble para rendir al nivel que exige la liga. Año tras año esto sube de nivel. Hemos tenido suerte con los chicos que forman el equipo y realmente somos uno de los envidiados de la categoría, ya que la media de edad es de 27 años.

A la vista del crecimiento de la competición. ¿Está el Campus viviendo de alguna forma por encima de sus posibilidades en relación al presupuesto- resultados?

Sin duda alguna. Nuestra apuesta ha sido por el cuadro técnico, que encabeza David Monreal y él y su equipo han sido los que nos han catapultado a este lugar. Para mí, que llevo en el club desde su fundación en 1988, nunca había vivido algo igual. Ojalá tuviese 20 años menos y pudiese ser parte de la plantilla.

A la vista está que el Campus es un club familiar, pero las opciones de play off están ahí. ¿Es asumible seguir creciendo?

Para nosotros disputar la fase de ascenso a Divisón de Honor sería un premio porque ahora mismo jugar en una categoría superior es algo impensable. Nuestras categorías inferiores están cumpliendo la normativa justa y vivimos en un reto constante ante eso. Además, la economía es la que es y no podemos pensar en defender otra cosa que no sea la División de Honor B.

¿Y a nivel económico?

Es un milagro que saquemos cada año adelante. Solo el esfuerzo que hacen los jugadores pagándose ellos mismos los 250 euros de ficha es para sacarse el sombrero. Los desplazamientos no bajan de los 1.500 euros por encuentro y estamos por encima del presupuesto. Por eso, nos planteamos muy en serio que si no aumenta el nivel de colaboración desde las instituciones, quizá no podamos seguir en esta línea de promoción de Ourense a través del rugby. 

Como en otros deportes, ¿genera envidia lo que se hace en otras ciudades?

Y tanto! Sin ir más lejos, el año pasado competíamos contra Burgos, que este año ascendió y contaba con una ayuda de más de 100.000 euros de las instituciones. No podemos competir con eso. Nosotros vemos que año tras año el esfuerzo se va por no poder luchar al contar con una serie de ayudas que al final no llegan. Llevamos dos años para ser recibidos por alguna institución y el hecho de no poder plantear siquiera nuestros problemas ya nos hace pensar incluso en dejarlo, al menos yo como presidente.

Tal y como habla, ¿existe la posibilidad de no tener equipo en División de honor B el año que viene?

Existe la posibilidad de que no esté por motivos económicos. Nosotros tenemos dos puntales. Que deportivamente el equipo lo merezca y que económicamente sea viable. Si no se cumplen, de nada nos sirve estar cuatro años en División de Honor B y que luego desaparezca el rugby en Ourense.

¿Es solo una cuestión de dinero?

Más que dinero, lo que necesitamos es que las personas que se comprometieron a apoyar el rugby en la ciudad cumplan con su parte.

Para terminar. ¿Como ve el futuro del rugby en la provincia?

Venimos de ganarle a Nueva Zelanda con la selección de 'seven' así que en España hay futuro, pero a nivel de ciudad, soy pesimista. Si queremos que la gente de esta ciudad practique este deporte pero no apostamos por ello de verdad, quizá lo mejor será cerrar la puerta y pensar en otra cosa.