Euro

José Luis Suárez: “Esperamos estabilidad para la inversión"

Euro

economía

José Luis Suárez: “Esperamos estabilidad para la inversión"

José Luis Suárez (ÓSCAR PINAL).
photo_cameraJosé Luis Suárez (ÓSCAR PINAL).
El presidente de Copasa abogó por la innovación en un mensaje a los accionistas al presentar las cuentas del 2018, en las que los beneficios sumaron casi 14 millones y la cartera de obra supera los 1.900 millones

"Esperamos de los legisladores acuerdos de progreso y estabilidad para conseguir un efectivo control de las cuentas y una seguridad jurídica que anime, que estimule la inversión". Quien así se expresa es José Luis Suárez, presidente del grupo ourensano Copasa, una de las principales constructoras españolas, en una carta dirigida a los accionistas con motivo de la rendición de cuentas del 2018. 

La opinión fue expresada antes de la convocatoria de las elecciones generales del 10 de noviembre, pero resume el deseo otras veces expresado de un escenario institucional de certidumbre para que el país crezca y las empresas puedan desarrollar sus actividades. Suárez Gutiérrez, en su misiva, alude a que "hace falta un pacto nacional por y para la educación y por y para la innovación". Y añade: "Para eso hace falta inversión pública, sobre todo en investigación, desarrollo e innovación, además de incentivar la inversión privada".

En una sociedad cada vez más digitalizada, el presidente de Copasa alerta sobre "las exigencias en inversión y formación" en este ámbito, para lo que destaca "nuestra apuesta por la formación en BIM (Building Information Modeling), contando ya con varias obras piloto desarrolladas, al menos parcialmente, siguiendo esta metodología". Se trata de un método de información y actuación colaborativa dentro de un proyecto, en la que se implican diferentes departamentos de la empresa. 

Ese es uno de los retos en los que está la compañía ourensana, profundamente intenacionalizada y con una cartera de obra por valor de 1.913 millones de euros, con un 50% de contratos en España y otro tanto en otros países. Copasa ha cerrado el pasado ejercicio con 303 millones de euros facturados, con un descenso sobre el ejercicio precedente, pero con una mejora de los resultados obtenidos, hasta llegar a los 14 millones de euros.

Suárez explicó a los accionistas que el balance es positivo: "La cartera de obra ha aumentado, el beneficio ha aumentado y el patrimonio neto se incrementa, situándose en 162,1 millones de euros". Para llegar a estas magnitudes el presidente da su receta: "Trabajo, trabajo y trabajo".

En el mismo tono, el máximo representante de la empresa ourensana aleja de la vertiente casual la consolidación de los sucesivos balances de la constructora, nacida en el año 1985. Explica José Luis Suárez que "hemos de tener en cuenta también que el éxito se consigue en gran medida con trabajo, con perseverancia". Añade posteriormente que "la suerte, en efecto, cuenta, pero no sin esos componentes fundamentales que son el esfuerzo y la constancia".


Mercado fuerte


La presencia internacional de Copasa se ha fortalecido sobre todo al otro lado del Atlántico, pero también en Europa. El presidente de la empresa reconoce que uno de los hitos del 2018 había sido entrar en Polonia, pero el presente concentra esfuerzos en Estados Unidos. La sociedad Copasa Incorporate ha supuesto desembarcar en la gran potencia con importantes contratos. 

Más al sur, en Uruguay ejecuta un importante proyecto, la reconstrucción de la Ruta 14 Centro-Oeste en Uruguay, "la gran arteria transversal del país, con casi 300 kilómetros de longitud", como destaca la compañía. Los trabajos empezaron hace un año y hay carga de obra para dos ejercicios más. Este contrato reporta a la contratación de la constructora 142 millones de euros, con una concesión a veinte años. El volumen total de la operación alcanza los 463 millones de euros.

COPASA_resultado


El mercado texano ha sido la última conquista de la constructora 


Copasa abrió el año pasado en Estados Unidos la filial Copasa Incorporate y se ha adjudicado dos obras en el Estado de Texas, "una de las zonas más dinámicas y de mayor crecimiento del país, dentro de un ambicioso plan de inversiones e infraestructuras liderado desde el Texas Departament of Administration", destaca la constructora. 

El primero de los proyectos está presupuestado en 31 millones de euros y comprende la construcción de un viaducto de la autopista interestatal IH-10 sobre la autopista local FM 3180, a unos 52 kilómetros de la ciudad de Houston. Este viaducto tiene una longitud de 500 metros y está dividido en quince vanos de 27 a 28 metros de luz, "y permitirá reconfigurar el enlace entre las dos vías". La obra también contempla la ampliación de otros dos viaductos y otras intervenciones en las carreteras.

La segunda obra de la que se hace cargo Copasa es la ampliación y mejora de la autopista local FM 2354, en el condado de Chambers, en una longitud de 5,2 kilómetros. La intervención se centra en ampliar la plataforma de la vía, mejorar los drenajes longitudinales y transversales y la renovación del firme. Esta obra supone una facturación de un total de seis millones de euros, con un periodo de ejecución de 16 meses.

Copasa subraya la importancia de ambos contratos ya no solo porque le permite entrar en el mercado americano, sino porque la proximidad de las obras a la ciudad de Houston, "una de las cinco más pobladas de Estados Unidos, ha provocado un notable crecimiento y desarrollo de la zona como área residencial".

Más en Euro