Galicia

El comité clínico propone cerrar la hostelería a las 18:00 horas en toda Galicia

Galicia

Lucha contra el coronavirus

El comité clínico propone cerrar la hostelería a las 18:00 horas en toda Galicia

Terrazas en el centro de Ourense (ARCHIVO)
photo_camera Terrazas en el centro de Ourense (ARCHIVO)
El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, detallará hoy las nuevas medidas

La situación epidemiológica de Galicia preocupa, tras el continuo crecimiento de casos derivado de las celebraciones navideñas. La tasa de pruebas positivas, así como los contagios diarios e incluso el número de hospitalizados, se mantiene al alza desde hace días. Con estos mimbres, la Consellería de Sanidade adelantó este martes, antes de finalizar la reunión del comité clínico de expertos, el refuerzo de las medidas en toda la comunidad. 

Galicia pasaría a encontrarse en nivel máximo y medio alto de restricciones, según fuentes del gobierno autonómico, lo que supondría la limitación de la actividad hostelera en todos los municipios y el cierre de la movilidad entre concellos o almendras perimetrales (como la que forman Ourense y Barbadás en estos momentos). 

Este miércoles, el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, comparecerá para detallar en qué consiste el nuevo paquete de medidas, ya que podría variar con respecto a los límites actuales y afectar a más actividades consideradas "no esenciales", como en el modelo Carballiño. De hecho, el conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña, aseguró este fin de semana que el comité clínico tenía encima de la mesa el llamado "modelo Carballiño", que redujo notablemente las cifras de afectados en cuestión de un mes en la villa del Arenteiro. Entonces, la hostelería se vio afectada, pero también los gimnasios, los espectáculos deportivos o culturales o los bingos. 

Feijóo ya había avanzado en la mañana de este martes más restricciones, ante una tercera ola "igual ou superior" a la segunda. Aún así, reiteró su rechazo al confinamiento domiciliario impuesto durante los primeros meses de la pandemia, así como el objetivo de mantener las actividades esenciales y frenar el avance del virus. "Se agora fixéramos un confinamento xeral da población probablemente a vaga duraría menos tempo, pero o certo é que necesitamos traballar, estudar e manter as actividades esenciais", afirmó.

Hizo hincapié en la "proporcionalidad" de las nuevas medidas, aunque no ocultó la preocupación del gobierno autonómico ante las cifras crecientes de contagiados en toda la comunidad. "Estamos moi preocupados e imos tomar medidas antes de chegar aos 10.000 contaxiados de novembro", aseguró. El presidente aseguró que el incremento de la trasmisión del virus se debe a "acciones individuales o colectivas" realizadas durante las semanas de Navidad. 

Niveles máximos

Galicia podría encontrarse a partir este viernes en los máximos niveles restrictivos, activos ahora en los municipios más afectados por el virus. De ser así, la totalidad de concellos pasaría al nivel máximo (activo ahora en la provincia en Verín, Monterrei, Castrelo do Val y Cualedro) o medio alto (activo en Ourense, Barbadás, Sarreaus, A Rúa y Xinzo). 

En todos los casos, la movilidad quedaría restringida, o bien por municipios o por almendras perimetrales, excepto en caso justificado (laboral, educativo, sanitario).Las reuniones, como máximo, podrán ser de cuatro personas. La hostelería estaría obligada a cerrar a las 18,00 horas, con la posibilidad de continuar únicamente bajo el formato del "take away". Según el nivel de restricción, alto o medio alto, la restauración podrá servir (hasta las 18,00 horas) solo en exterior (máximo nivel) o también en el interior, aunque con un 30% de aforo (nivel medio alto).

Falta por conocer también en qué medida se verán afectadas el resto de actividades consideradas "no esenciales", entre las que se encuentran los gimnasios, los espectáculos artísticos, deportivos, los bingos o salas recreativas, entre otros. 

La provincia, al alza

Las cifras de casos activos continúan al alza en la provincia, de forma semejante a lo observado en la comunidad. En la última jornada, el área sanitaria registró 124 nuevos contagios y alcanzó los 1.140 casos activos, una cifra que no se repetía desde las primeras semanas de octubre, en pleno ascenso de casos de la segunda ola. 

Ahora, no solo preocupa la elevada tasa de pruebas positivas y el incremento diario de contagios, sino también la rapidez con la que los números crecen en la provincia. Ourense cerró el año con 600 casos activos y, en menos de dos semanas, ha duplicado las cifras.

La ciudad, con 366 casos, Verín, con 120, Xinzo, con 119, Allariz, con 59, y Barbadás, con 58, se sitúan a la cabeza de los contagios del área sanitaria, después de registrar un aumento de la incidencia en la última jornada. En el resto de municipios más afectados, la tendencia también es creciente. El Sergas realizará este miércoles el cribado en el municipio alaricano a 1.500 vecinos, para detectar casos asintomáticos y frenar el avance de la trasmisión. El gobierno municipal de Xinzo pidió este lunes a Sanidade la realización de pruebas masivas para frenar la "imparable" cadena de contagios (el Sergas ya llevó a cabo un cribado en el municipio limiano en noviembre, cuando se empezó a detectar el aumento de casos).