Galicia

Galicia, epicentro mundial de la cría de vacuno

Galicia

EcoAgro

Galicia, epicentro mundial de la cría de vacuno

Una vaca mira a la cámara en Vilasantar, en una imagen de archivo.
photo_camera Una vaca mira a la cámara en Vilasantar, en una imagen de archivo.
La vaca limiana obtuvo el segundo puesto en la valoración durante la iniciativa "Fisterra Bovine World"
Tras más de tres años de cría de trece razas diferentes de vacuno en paralelo con el método tradicional gallego, la iniciativa "Fisterra Bovine World", pionera a nivel mundial, continuará su labor en la explotación de Ames (A Coruña), pero solo con cuatro o cinco de las variedades favoritas.

Wagyu, Angus, Simmental, Hereford, Dexter, Galloway, Cachena, Holstein Frison, Maronesa, Limiana, Highland, Sayaguesa y Rubia Gallega son las razas que han convivido en este espacio, en el que han sido criadas con la misma alimentación durante la primera etapa del proyecto.

El experimento, impulsado por la empresa de importación y exportación de carne Discarlux, tiene como objetivo conocer si la alimentación y el entorno son los factores que más influyen en la calidad de una raza determinada, o si es su propia genética lo que marca la diferencia.

Por ello, agruparon un total de 26 animales de trece diferentes razas, dos de cada una, traídas de distintos países del mundo. El vacuno criado en Galicia es, gracias a esta idea, referencia en restaurantes y carnicerías de toda Europa.

Y es que la ubicación del proyecto no es aleatoria, pues la principal conclusión de su impulsor, José Portas, es que "eligiendo una buena raza, Galicia es el epicentro mundial de la cría de vacuno", asegura en una conversación con Efe. Una de sus premisas confía en que el entorno forma parte fundamental del buen desarrollo de los animales. Por eso, estos vivieron en una finca al aire libre, a los pies del Camino de Santiago.

Como no podía ser de otra manera, en el método tradicional gallego prima la alimentación. Durante los primeros 18 meses fueron alimentadas con piensos elaborados con maíces de primera calidad y en el periodo final de cebo de seis meses recibieron también maíces autóctonos.

El 17 de enero los animales fueron sacrificados y expuestos a una valoración visual ante periodistas, chefs, carniceros y profesionales del mundo gastronómico nacional e internacional.

La ganadora fue la raza Maronesa de Portugal, mientras que el segundo y el tercer puesto se lo quedaron las gallegas, la Limiana y la Rubia, respectivamente. La cuarta clasificada fue la japonesa Wagyu y la quinta la Holstein Frison. Precisamente observaron que estas, las de mejor perfil, son las vacas que "mejor se adaptan" al ecosistema, indica a Efe el responsable de Márketing de Discarlux, Carlos González.

Uno de sus clientes, el restaurante Eclectic de A Coruña, se quedó con carne de todas las razas y, por eso, es el que ofrece este martes una cata de carnes en el Pazo de Rubianes, donde se prueban por vez única todas las variedades de este experimento. Según su textura, ternura, sabor y olfato, los asistentes valoran los platos.

Pero este no es el fin de "Fisterra Bovine World", pues ahora buscan consolidar la iniciativa como un centro de referencia de crianza de ganado vacuno y se adentran en la segunda fase del proyecto en la que criarán las cinco razas favoritas, con la idea de "ofrecer algo diferente a los restaurantes" con más regularidad, explica González.

Esta fase, que durará dos años, tendrá más animales, diez cabezas de cada tipo, con una alimentación invertida en la que potenciarán los betacarotenos. Tras este tiempo, finalizarán en una tercera fase en la que quedarán dos razas, una de ellas será la Rubia Gallega y la otra dependerá de un nuevo ranking.

Barajan asimismo la posibilidad de crear un proyecto multifuncional que contenga, aparte de la producción de carne, un centro de interpretación de la cultura rural, con una finalidad pedagógica.