Galicia

Falta de limpieza y poca actividad tras la alerta de la quesería gallega

Galicia

Falta de limpieza y poca actividad tras la alerta de la quesería gallega

Casa Macán
photo_cameraCasa Macán

El alcalde de Taboada (Lugo) confía en que la paralización de la producción de Casa Macán sea "provisional"

 

El alcalde Taboada (Lugo), Ramiro Moure, confía en que la paralización de la producción de lácteos de Casa Macán sea "provisional", después de que la Consellería de Sanidade haya ordenado la retirada del mercado de todos sus productos por una alerta sanitaria por falta de "limpieza". Los productos han sido distribuidos en Galicia, Cataluña y Castilla La Mancha.

Al respecto, prevé que esta situación tenga una "repercusión importante" sobre esta quesería del sur de Lugo, aunque desconoce el impacto "real" que pueda tener.

El regidor señala que la empresa se encontraba "en una actividad muy baja porque fue cediendo y fue perdiendo cuota de mercado", por lo que aunque sea "una parada provisional" para "poder levantarse va a ser complicado".

El alcalde de Taboada explica que la fábrica de Macán cuenta en la actualidad con una plantilla de "10 trabajadores", pero "llegó a tener hasta 50 personas trabajando".

"Fue perdiendo actividad en los últimos años y hoy la repercusión es más pequeña que si esto mismo (la alerta de Sanidade) se hubiera producido hace cinco años", reflexiona.

Feijóo

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha defendido este jueves el rigor y la independencia de las inspecciones alimentarias en todos los asuntos relaciones con la salud pública.

La Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN) comunicó ayer que fue informada por la Xunta de Galicia de que había detectado "incumplimientos graves que no pueden garantizar la seguridad de los productos elaborados" en el proceso de fabricación de productos lácteos en la industria Casa Macán, en Taboada (Lugo).

Núñez Feijóo ha recordado tras el Consello de la Xunta que todas las industrias están sometidas a las regulaciones gallegas, españolas y europeas y ha incidido en que los asuntos de salud pública "exigen la máxima diligencia e intensidad".

Ha emplazado a la empresa a alegar si bien ha defendido que las autoridades han actuado en base a requisitos objetivos para "proteger" la calidad de los productos gallegos.

"A veces (estas actuaciones) pueden producir algún disgusto pero a medio, a corto plazo, ofrecen más ventajas que inconvenientes. Lamento la situación, pero se actúa con absoluta independencia y rigor", ha defendido.

Se protege al consumidor, a la marca Galicia y a la propia industria, para evitar males mayores "en caso de que hubiese lotes contaminados al mercado" que, de momento, ha dicho, "parece que no los hay".