La Revista

Lúxor, faraónico museo al aire libre

La Revista

La Revista

Lúxor, faraónico museo al aire libre

Imagen de las columnas de Lúxor.
photo_cameraImagen de las columnas de Lúxor.

Con la tumba de Tutankamón y las impresionantes puestas de sol, se trata de la opción perfecta para los amantes de la cultura.

Lúxor se encuentra a 700 kilómetros al sur de El Cairo, Egipto. Fue capital del Antiguo Egipto, y se conoce en la actualidad como "el mejor museo al aire libre" del mundo. Con la tumba de Tutankamón en el Valle de los Reyes y las espectaculares vistas de las puestas de sol en los templos majestuosos de Karnak y Luxor, pasando por los emocionantes y divertidos cruceros por el Nilo, Luxor es la opción perfecta para los amantes de la cultura.


El Nilo divide Luxor en dos áreas, conocidas popularmente como la Orilla oriental y la Orilla occidental, que en tiempos del Antiguo Egipto simbolizaban la vida y la muerte, respectivamente. Aunque la Orilla oriental ha crecido hasta convertirse en una ciudad moderna, aún perdura en ella un entorno verde, su bazar tradicional y unas vistas espectaculares del Nilo.


La Orilla occidental es conocida por su necrópolis y sus templos mortuorios: el Valle de los Reyes, el Valle de las Reinas, la ciudad de los trabajadores y el Templo de Medinet Habu son lo más destacado de la Orilla occidental de Luxor.


El Templo de Lúxor es una de los templos más espectaculares de Egipto. Fue construido entre los años 1400 y 1000 a.C. por los faraones Amenhotep III y Ramsés II, el primero construyó la parte interior y el segundo el recinto exterior, añadiendo la fachada, los colosos y los obeliscos. El templo mide 260 metros de largo y está dedicado a Amón (dios del viento). Para disfrutarlo en todo su esplendor es recomendable hacer la visita por la noche, cuando está iluminado y hace menos calor.
En tiempos históricos, el Templo de Lúxor y el Templo de Karnak, situados uno del otro a más de tres kilómetros, estaban comunicados por la Avenida de las Esfinges, en su día bordeada por más de 600 esfinges. Actualmente sólo se puede ver el inicio de esta avenida en las puertas de cada templo. Como curiosidad, el obelisco que luce en la plaza de la Concordia de París, es un regalo de Mohamed Alí en 1836 y procede de este templo.


El templo de Karnak es el más grande de todo Egipto, y eso que no fue terminado. Actualmente se conservan el pilón, varios obeliscos, la enorme sala con más de 100 columnas e incluso el popular escarabajo que dice la leyenda que hay que rodear varias veces para que dé buena suerte.
El Valle de los Reyes es el antiguo cementerio utilizado por los faraones egipcios y entre la que se encuentra la célebre tumba de Tutankamón.

Comentarios