Monterrei

Oímbra reabrió las visitas con guía por sus lagares rupestres

Monterrei

MONTERREI

Oímbra reabrió las visitas con guía por sus lagares rupestres

Paulo Vázquez muestra un detalle de uno de los lagares rupestres de Oímbra.
photo_cameraPaulo Vázquez muestra un detalle de uno de los lagares rupestres de Oímbra.

Son gratuitas y permiten conocer la tradición vitivinícola en el municipio y comarca desde el siglo XII

Más de medio centenar de visitantes participaron durante el pasado 2018 en los "roteiros interpretados" que, hasta en cuatro ocasiones, se celebraron durante el verano en Oímbra. El objetivo fue promocionar el patrimonio arqueológico y etnográfico relacionado con el vino en este municipio y después de que el Concello recuperase hasta 18 lagares rupestres, fechados en el siglo XII, en el entorno. 

Existen dos rutas, una de tres kilómetros y otra de más de 12, que se realizarán el último domingo de cada mes

Un año después, el gobierno que lidera Ana María Villarino vuelve a ofrecer visitas guiadas por las rutas de los lagares que, en esta nueva edición, tratarán de diversificarse para atraer a todo tipo de público y familias con niños. Existirá la opción de recorrer un sendero más largo, de aproximadamente 12 kilómetros, y otro de tres, que incluirá un recorrido por tres lagares -incluido el conocido como Lagar de Xan Preto- y la Bodega das Barrocas, centro neurálgico y almacén de vino que, además, está rodeado de viñedos experimentales.  

dsc_7549_resultAyer domingo se celebró la primera de estas jornadas, que volverá a repetirse los días 28 de julio, 25 de agosto, y 29 de septiembre. Además, está prevista una nueva recreación de un pisado de vino -de la misma manera que se hacía antiguamente- en el Lagar de Xan Preto.

Paulo Vázquez, coordinador de proyectos de Sustinea -la entidad de desarrollo sostenible encargada de realizar las visitas- explicó ayer en detalle la historia de los lagares, que también se pueden encontrar en otros puntos de la Comarca de Monterrei pero en menor cantidad: es el caso de Cualedro, en donde hay cinco; Verín, que tiene seis, y Monterrei, que cuenta con 10. 

"O lagar é o espazo onde se produce a acumulación da uva e o prensado da mesma para elaborar o mosto", explica el divulgador. "Posteriormente, hai unha segunda parte que é a vinificación. Os sistemas modernos compóñense do lagar, que xa é unha máquina industrial, e o producido se acumula na propia bodega. Antigamente, os lagares estaban afastados do que eran os lugares onde se producía a vinificación", recuerda. 

Sobre el fechado de elaboración de estos mecanismos todavía existen dudas, aunque todo apunta a que se consolidaron a partir del siglo XII. "Hai un problema neste senso porque non se consegue saber exactamente a través da estratificación arqueolóxica. Se datan entre os séculos XII e XIII en adiante", explica Paulo Vázquez, quien no descarta que, probablemente, puedan aparecer en los próximos meses nuevos ejemplares en la zona. 

Además de los localizados en la comarca de Monterrei, se estima que en toda la comunidad gallega pueda haber más de 100 lagares rupestres, que reciben su sobrenombre de su ubicación al aire libre. "Este ano teremos algunhas sorpresas e queremos que as rutas interpretadas sexan temáticas, algunhas terán carácter ambiental e outras máis familiar", puntualizó Vázquez.