O Carballiño

El Festival de Teatro Galego baja el telón y alza la mirada

O Carballiño

CRÓNICA

El Festival de Teatro Galego baja el telón y alza la mirada

Foto de familia de la gala de clausura con el homenajeado Afonso Becerra en el centro (XESÚS FARIÑAS).
photo_cameraFoto de familia de la gala de clausura con el homenajeado Afonso Becerra en el centro (XESÚS FARIÑAS).
Los organizadores señalan que la cultura es segura y necesaria y agradecen el apoyo recibido

El Festival de Teatro Galego celebrado en O Carballiñodejó caer ayer el telón con un buen sabor de boca, agradecido a un público caluroso y lanzando un mensaje reivindicativo: "Sen cultura non hai vida", clamaron desde el jurado.

El festival culmina su 31 edición rindiendo homenaje a Afonso Becerra y con nuevo capitán al frentre, Carlos Ledo, quien no dudó en señalar que “somos uns privilexiados por estar aquí. O covid estanos dando unha lección de vida e de como superarse no traballo. Estou contento e orgulloso de como se está desenvolvendo, das medidas de seguridade e prevención e do traballo de todo o equipo e voluntariado. Agradecido a patrocinadores públicos e privados”.

A pesar de ser una edición especial por la pandemia que ha hecho, entre otros protocolos, reducir el número de plazas, el Fetega clausura una edición satisfactoria de la que los organizadores destacan el apoyo recibido tanto por el Concello de Carballiño como por todo el público que se mantuvo asistiendo al Auditorio Municipal, al auditorio de la Casa de la Cultura y también a pie de calle.

Así pues, Mighello Blanco, miembro del jurado de esta edición, puntualizó:"Percibo o amor á cultura que se respira neste festival. A cultura é amor en estado puro, e o ser humano precisa nutrirse de amor. Sen cultura non hai vida, e precisamos vivir e enriquecernos destas cousas, non só xantar e durmir".

Por su parte, el regidor municipal, Francisco Fumega, señaló que era un honor haber podido mantener un festival de tanta relevancia y prestigio, no solo para el teatro en sí, sino para la villa de Carballiño, a la vez que manifestó "que hai que recapacitar en que a pandemia non nos impida ao pobo facer as cousas que necesitamos facer, como programar cultura. Temos que ser solidarios con todos os sectores, porque a xente da cultura tamén aporta valor".