La Región

RESCATE

Alarma tras un rescate por otro "selfi extremo" en Toén

Un joven tuvo que ser auxiliado del tejado del antiguo psiquiátrico por los bomberos de Carballiño

El esqueleto del edificio principal del antiguo hospital psiquiátrico de Toén (ÓSCAR PINAL).
El esqueleto del edificio principal del antiguo hospital psiquiátrico de Toén (ÓSCAR PINAL).
Alarma tras un rescate por otro "selfi extremo" en Toén

Los bomberos de Carballiño-O Ribeiro y efectivos de Protección Civil de Toén rescataron en la tarde del miércoles a un joven, tras quedar atrapado en el tejado de uno de los edificios del antiguo hospital psiquiátrico de Toén cuando realizaba un "selfi extremo" en altura para dar a conocer las fotos en las redes sociales.  El rescate disparó la alarma en los efectivos de emergencia, dado que es el tercer caso (uno con resultado de muerte en Puxín y otro con un herido grave en Carballiño) desde mediados del pasado mes de marzo. En esta ocasión, el joven no resultó herido, pero la situación se convirtió en preocupante para los responsables de emergencias y las fuerzas de seguridad.

Las instalaciones están en estado ruinoso tras su cierre en enero del 2012. El joven acudió a lugar, junto con varios compañeros, todos mayores de edad, con los que decidió hacerse el selfi sobre la cubierta. El joven rescatado, además, saltó al estilo "parkour" (una disciplina que consiste en utilizar los elementos presentes en las vías públicas para realizar saltos) de un tejado a otro, separados por unos dos metros de distancia. En el salto no hubo problema. Las dificultades surgieron tras hacerse la fotografía. Según fuentes de los efectivos, el joven cogió miedo  a la hora de tomar impulso para regresar al punto en que se encontraban sus compañeros. También se percató que no podía descender por su pie de la cubierta.

Así, el grupo alertó a los efectivos de emergencia, desplazándose al lugar Protección Civil de Toén y los bomberos de O Carballiño y GES de Ribadavia, que lo rescataron con la ayuda de una  escalera.

 En el Concello de Toén y en los propios efectivos de emergencias recordaban ayer que tienen una media de tres intervenciones cada semana en las instalaciones, la mayoría por robos de material e incendios, tras la quema de colchones y papeles. 


Herido grave y un fallecido en la comarca de Carballiño


Los selfis en altura se cobraron la vida el pasado día 29 de abril de un menor, 15 años, de Punxín, al caerse desde el tejado de una nave sin actividad, desde una altura de 15 metros. El joven, que se encontraba con unos compañeros, fue auxiliado aún con vida al CHUO. 

A mediados del pasado marzo, otro menor, de 15 años, resultó herido al caerse por el hueco del ascensor de un edificio en obras. En ambos casos intervinieron los bomberos de la villa del Arenteiro.

La Guardia Civil mantiene una investigación abierta para esclarecer sendos accidentes, que se produjeron cuando los lesionados hacían selfis en altura. Los agentes apelan a la responsabilidad de los padres para evitar nuevos siniestros.