Ourense

Ana Fuentes: “Faltaba el pegamento para reivindicar a Olimpia Valencia"

Ourense

ENTREVISTA

Ana Fuentes: “Faltaba el pegamento para reivindicar a Olimpia Valencia"

Ana Fuentes, con un ejemplar de su libro.
photo_cameraAna Fuentes, con un ejemplar de su libro.

La autora del "Olimpia Valencia. Ocho décadas de historia desde los ojos de una pionera" explica cómo escribió esta historia que ya planeaba en su cabeza

La historia de Olimpia Valencia llevaba años en la cabeza de la periodista y redactora jefe de Atlántico Ana Fuentes (Vigo, 1969). Valencia (Baltar, 1898) fue la primera mujer gallega en estudiar Medicina y en abrir su propia clínica en la comunidad. Para Fuentes también era la prima de sus abuelos, una mujer "curiosa" a la que le gustaba conversar, aprender y hacer preguntas. Ahora publica "Olimpia Valencia. Ocho décadas de historia desde los ojos de una pionera", un libro en el que recoge su trayectoria personal y profesional. 

¿Qué la animó a escribir su historia?

Llevo pensándolo mucho tiempo, aunque la oportunidad surgió ahora. En este 2019 se cumplen 100 años de cuando empezó a estudiar la carrera de Medicina y me pareció un momento bonito para hacerlo. Aunque es un personaje conocido, y hay mucha información sobre ella en internet, hice un poco el trabajo periodístico de recopilación de todo lo que había. 

¿Dónde se documentó?

Junté esa información que hay sobre ella, más alguna cosilla familiar. Además, descubrí la importancia del mundo de los archivos, son fundamentales. El archivo de La Región, por ejemplo, fue muy importante para escribir la historia de Olimpia, tiene muchas referencias sobre ella. Por eso también es muy importante el trabajo de los periodistas en la construcción de la historia. 

¿Cree que se la ha reconocido poco?

Tiene mucho reconocimiento, en su pueblo, Baltar, están muy orgullosos de tener una hija tan notable. En Vigo tiene una calle, una placa, un edificio de la UVigo lleva su nombre... Reconocimiento hay, pero creo que faltaba un poco el pegamento. Ponerlo todo junto para que la gente vea la relevancia del personaje, la historia tras el nombre.

No pudo ser fácil ser mujer y estudiar Medicina en 1919.

Cuando empezó la carrera solo hacía 9 años que se había aprobado el decreto que permitía a las mujeres entrar en la universidad. Era una cosa muy singular que una mujer estudiase una carrera, y más Medicina. 

Tuvo que superar muchas barreras. 

Ella era una mujer audaz y tenaz. Lo tenía claro, había hecho primero Magisterio, pero aquello se le quedaba corto y quiso más. Hay un episodio en el libro en el que se lo dice a su padre y él la anima, lo que demuestra que sabía lo que su hija podía aportar a la sociedad y apostó por ella. Además, Olimpia tenía mucho interés por el mundo de la cultura, un interés que no abandonó después de la carrera.

Pasaron 100 años, ¿sigue siendo la de Olimpia una historia actual?

Es que no pasó tanto tiempo, solo hace 100 años que las mujeres no podían hacer una carrera universitaria. No es una cosa extraterrestre ni del Paleolítico, creo que es una cosa muy reciente para darnos cuenta de que hay que seguir avanzando en este camino. En las universidades ya no, pero en otros muchos campos nos queda mucho para alcanzar la igualdad. 

¿Qué enseñanzas sacó?

Creo que la más importante es que cuando uno quiere algo, hay que ir a por todas. Que se puede conseguir a pesar de las dificultades, si uno tiene claro el objetivo.