Ourense

Seis años de cárcel por intentar cortar las orejas a su pareja en Piñor de Cea

Ourense

Violencia machista

Seis años de cárcel por intentar cortar las orejas a su pareja en Piñor de Cea

Teófilo S.C. entrando en la Audiencia Provincial, el pasado 1 de octubre.
photo_camera Teófilo S.C. entrando en la Audiencia Provincial, el pasado 1 de octubre.
La Audiencia considera probado que el condenado ideó un plan y afiló el cuchillo para lesionar a la mujer

Cinco años de cárcel por un delito de lesiones y otros 20 meses por un delito de maltrato habitual. Esta es la condena que impuso la Audiencia Provincial de Ourense a Teófilo S.C., de 48 años, tras intentar cortar con un cuchillo las orejas a su mujer en la cocina de un aserradero en Piñor de Cea. Los hechos enjuiciados ocurrieron a las 17,15 horas del 9 de agosto del 2018 cuando ambos trabajan en las instalaciones.

El acusado, además de los años de cárcel, tendrá que indemnizar a la víctima -no podrá acercarse a ella en los próximos nueve años- con 26.140 euros por los daños causados y al Servicio Galego de Saúde (Sergas) con otros 5.156 por la asistencia sanitaria que prestó a la mujer.

El tribunal provincial absuelve a Teófilo S.C. de un delito de asesinato en grado de tentativa o homicidio intentado, además de otro de amenazas como solicitaba la acusación particular, que elevó la petición de cárcel hasta los 20 años.

Los magistrados consideraron probado durante la vista, que se celebró el pasado 1 de octubre, que el condenado trazó previamente su plan agresivo y pidió a un amigo que le afilara el cuchillo "y se lo dejara bien afilado", dice el fallo, puntualizando que conocía bien los movimientos de su esposa dentro del aserradero. Así, sobre las 17,10 horas del día de los hechos la esperó en la puerta de la cocina y la invitó a entrar para hablar con ella.

La mujer accedió y el acusado cerró la puerta y le preguntó, según el fallo, si tenía relaciones sexuales con otro hombre. La víctima, conocedora del carácter posesivo y celoso de Teófilo S.C., le dijo que no, pero él no la creyó y le propinó un puñetazo en el rostro, provocando que cayera al suelo. En ese momento, según considera probado la sentencia,  vio como el condenado cogía el cuchillo al tiempo que le decía te voy a cortar las orejas. La víctima protegió los oídos con los dos brazos, en los que le causó varios cortes, por lo que comenzó a sangrar abundantemente.

Teófilo S.C cesó en el ataque al abrir la puerta una compañera de trabaja, alarmada por  escuchar "murmullos" y "gemidos". La víctima fue entonces auxiliada y traslada al CHUO para ser atendida de las lesiones.