Ourense

El área sanitaria de Ourense se prepara para el pico de la pandemia y amplía espacios

Ourense

ANÁLISIS

El área sanitaria de Ourense se prepara para el pico de la pandemia y amplía espacios

Personal sanitario del CHUO (JOSÉ PAZ).
photo_cameraPersonal sanitario del CHUO (JOSÉ PAZ).
El plan de contingencia centraliza los ingresos en el nuevo edificio de hospitalización, habilitando áreas de expansión 

Con 302 casos activos, el área sanitaria de Ourense, Verín y O Barco de Valdeorras, acelera la puesta en marcha de las fases previstas en su plan de contingencia frente a la pandemia, que contempla centralizar los ingresos positivos y sospechosos de COVID-19, en gran parte de las plantas del nuevo edificio de hospitalización y duplicar la UCI, con la puesta en funcionamiento de una nueva UCI-COVID atendida por el personal de Medicina Intensiva. Esta unidad ya está operativa con nueve pacientes ingresados.

La nueva UCI-COVID se sitúa en el espacio que hasta ahora ocupaba la Unidad de Recuperación  Postanestésica (URPA), que se trasladó al área de Cirugía Mayor Ambulatoria.

NEWSLETTER

Suscríbete gratis al boletín especial del coronavirus de La Región

La idea central del plan de contingencia es separar la actividad asistencial habitual de la asistencia por COVID (con accesos separados desde la entrada, vía urgencias o traslados desde otros centros) con unidades dedicadas exclusivamente su atención, limitando así los riesgos de extensión y contagios, reduciendo el consumo de equipos de protección individual (EPI) que a día de hoy continúan a ser limitados, y facilitando las labores de gestión de los residuos que estos días se multiplican.

Los 54 pacientes positivos ocupan al completo la sexta planta, norte y sur, del nuevo edificio de Hospitalización, y parte de la quinta, donde también están ingresados los pacientes sospechosos de contagio, a la espera de resultados del test. Unas pruebas que se priorizan para pacientes ingresados y también para personal sanitario, entre otros profesionales de carácter esencial.

A medida que se vayan multiplicando los ingresos, está previsto extenderlas en el nuevo edificio, según las necesidades, informan desde el Área Sanitaria. Paralelamente, para desocupar estas áreas y continuar prestando asistencia al resto, está previsto poner en funcionamiento distintas plantas del Materno-Infantil, el Cristal y Piñor.

NEWSLETTER

Suscríbete gratis al boletín especial del coronavirus de La Región

Nuevo material

Según los distintos escenarios contemplados en el plan de contingencia para el ingreso de pacientes podrían habilitarse, en una primera fase del plan, hasta 400 camas de hospitalización convencional y 60 de críticos. Para dar respuesta las posibles necesidades, ayer llegó un pedido de 47 camas hospitalarias, y se espera un nuevo contingente que llegará los próximos días.

Al mismo tiempo, ya se puso en marcha el operativo para habilitar Piñor como centro de hospitalización de pacientes con infección por el nuevo coronavirus. Donde se dispondrá, en una primera fase, de 60 camas que se ampliarán, en función de las necesidades de ingreso de la pandemia.

Hay 73 pacientes ingresados con diagnóstico confirmado, repartidos en los tres hospitales, 62 en el de Ourense, 1 en Cosaga, 4 en Verín y 6 en Valdeorras.