Ourense

Un brote de 101 nuevos casos agrava en Ourense la crisis del coronavirus

Ourense

EN LA PROVINCIA

Un brote de 101 nuevos casos agrava en Ourense la crisis del coronavirus

Tres personas con mascarilla cruzan un paso de cebra en O Couto (MARTIÑO PINAL).
photo_cameraTres personas con mascarilla cruzan un paso de cebra en O Couto (MARTIÑO PINAL).
Los pacientes en UCI continúan al alza, con la tendencia de fallecimientos en Galicia estabilizada en torno a la veintena diaria

El coronavirus vuelve a golpear con dureza en forma de nuevos contagios a la provincia de Ourense tras tres días en los que su propagación había dado un respiro. Según los datos facilitados por la Consellería de Sanidade cerrados a las seis de la tarde del miércoles, los sanitarios habían detectado 101 nuevos positivos, prácticamente una tercera parte del total registrado en Galicia (321), confirmando a Ourense como el área sanitaria en la que la incidencia de la pandemia está siendo más elevada, al ser la única por encima de los 200 casos por cada 100.000 habitantes (en concreto 214,5)

Así, la cifra de casos controlados este jueves por el área sanitaria se elevaba a 660, ya por encima de Santiago y siendo la tercera con más contagios detectados en Galicia (que suma 4.379), por detrás de Vigo (que ya supera el millar) y A Coruña, que se queda en 954.

Más víctimas

La mayor incidencia del virus se deja notar en las cifras que deja la pandemia, dado que se continúan registrando defunciones, con Ourense anotando ya 25 después de que este jueves el Sergas diese cuenta de la muerte de dos pacientes ingresados en el hospital de Verín, a los que hay que sumar dos usuarios más de la residencia de mayores Nuestra Señora de la Esperanza de Ourense. La lista de víctimas mortales continúa creciendo en el conjunto de Galicia, certificando este jueves la Consellería de Sanidade un total de 17 (5 en Vigo, 4 en A Coruña, 3 en Santiago, 2 en Ourense y Lugo y 1 en Pontevedra). El Sergas contabiliza 138 víctimas en la Comunidad, a las que habría que añadir las que maneja Política Social en las residencias, 21.

Asistencia

Aunque la mayoría de casos contabilizados como positivos solo requieren seguimiento domiciliario (513), una de las preocupaciones de esta pandemia es evitar que los centros hospitalarios se saturen. Atendiendo al parte del Sergas de este jueves, la cifra de ingresados seguía creciendo y se situaba en un total de 147 repartidos entre los 130 del Complexo Hospitalario Universitario de Ourense (CHUO), 12 de Valdeorras, 5 de Verín y 1 de Cosaga, este último uno de los requiere estar en la UCI "por su pronóstico grave", situación en la que están 18 personas en la provincia, dos más que los registrados 24 horas antes. La buena noticia es que se han duplicado las personas que ya están curadas, ya que los sanitarios han autorizado 26 altas, cifra que en el conjunto de la Comunidad era de 333.

Residencias

La tendencia al alza en Ourense de las personas contagiadas por coronavirus (desde el inicio de la crisis los casos totales ascienden a 708) tiene una de sus razones fundamentales en el problema que se están detectando en las residencias de mayores, en las que la Consellería de Política Social continúa confirmando nuevos contagios, situados en la noche del miércoles en 135 - 99 de residentes y 36 de trabajadores- y 13 geriátricos de la provincia ya afectados por la pandemia.

Preparativos

Ante la evolución del coronavirus, autoridades sanitarias y políticas continúan tomando decisiones para estar mejor preparados en esta batalla. Así, la gerencia del área activaba este jueves una nueva fase de su plan de contingencia trasladando a 46 pacientes de la Unidad de Rehabilitación Psiquiátrica del Hospital de Piñor hasta la Casa de Ejercicios propiedad del Obispado de Ourense, que ha decidido también poner su granito de arena aportando estas instalaciones para permitir al Sergas disponer de ese centro en caso de continuar aumentando el número de hospitalizados. De momento la Xunta no contempla montar un hospital de campaña en Ourense, como sí prepara ya en A Coruña y Santiago y planifica en Vigo. "Estamos preparados para todo, incluido el peor de los escenarios", asegura el jefe de Medicina Interna, Manuel Fernández Muinelo.

Por otra parte, también la Diputación pone a disposición el Pazo dos Deportes Paco Paz como centro de apoyo a transportistas y personal esencial mientras se prolongue el estado de alarma, ofreciendo servicios de aparcamiento, duchas, zonas de descanso y catering.

Además, el CHUO recibió el pasado miércoles más material, en este caso 2.000 pantallas protectoras entregadas por una plataforma en la que está inmersa la Universidad de Vigo. 

Lucha económica

La apertura del Paco Paz está pensada para aquellos trabajadores que tengan que seguir en primera línea, en un momento en el que la actividad laboral se ha reducido al mínimo, lo que se hizo notar ayer en la actualización de los datos del paro, con un incremento de Ourense de 900 desempleados, con más de 13.000 personas también pendientes de expedientes de regulación de empleo temporal (ERTE).

En materia socieconómica, continúan las quejas de la Xunta en relación a la decisión del Gobierno central de no entregar a la habitual partida para llevar a cabo políticas activas de empleo, con el objetivo de reservar fondos para hacer frente a los gastos en prestaciones.

iniciativas

Desde los concellos, continúan también maniobrando para combatir al coronavirus. En la capital, el alcalde de Ourense, Gonzalo Pérez Jácome, además de decretar el luto oficial, anunció ayer que se rebajará un 30% su salario (cobra 68.383 euros anuales) mientras se prolongue el estado de alarma "en la línea de los trabajadores en situación de ERTE", un anuncio calificado por el PSOE como "demagóxico porque sabe que non é posible", invitándole a recortar en asesores y personal directivo. A ese mensaje se sumó Ciudadanos, cuyo portavoz, José Araújo, calificó de "cínica" la medida y recordó que "temos o goberno máis caro da historia e anunciamos unha rebaixa que non se pode facer".

Además, el Concello anunció que la empresa concesionaria del agua no reclamará ningún pago de aquellos recibos a los que no se pueda hacer frente y que tampoco cortará el suministro. La plantilla de la Policía Local se refuerza, por su parte, con 10 auxiliares.

Mientras, en el resto de la provincia destacan los movimientos que realiza la oposición en Carballiño, donde PP y Espazo Común urgen al gobierno de Francisco Fumega a activar un plan para proteger a pequeños empresarios y autónomos, accediendo los socialistas a reunir a los portavoces para trazar un plan. En Xinzo, mientras, los tractores de los agricultores volvieron a salir a las calles para desinfectarlas.

Dudas educativas

La reunión entre el Ministerio de Universidades y las comunidades autónomas no ha servido para alcanzar un acuerdo sobre cómo concluir el curso académico, derivándose a cada universidad si mantener o no la enseñanza no presencial hasta el verano. Sí coincidieron todos en que "no se puede dar el curso por perdido". Ambas partes se han emplazado a una reunión el próximo 15 de abril, sabiendo ya si se prolonga o no el estado de alarma.

Lucha contra el maltrato

La Administración central quiere intensificar también la lucha contra el maltrato, activando la campaña "Estamos contigo, la violencia de género la paramos unidas", facilitando a las víctimas el acceso a los servicios y habilitando también atención psicológica por teléfono y Whatsapp.