Ourense

Jácome pone fecha, otra vez, a la eliminación de los "bolardos asesinos"

Ourense

EN LA CIUDAD

Jácome pone fecha, otra vez, a la eliminación de los "bolardos asesinos"

En los 20 años que han estado activos, explicó, cerca de 1,500 vehículos han sido golpeados

El sistema de bolardos para controlar el acceso de vehículos al Casco Vello será historia a partir del Entroido, según anunció este miércoles el alcalde de Ourense, Gonzalo Pérez Jácome, que llevará adelante esta medida sin habilitar un método de vigilancia alternativo mediante cámaras, fiando el control hasta que no se adjudique ese contrato a la presencia de la Policía Local, entendiendo que la reciente incorporación de nueve agentes será suficiente para atender las necesidades de la zona histórica.

"Necesitábamos esos policías para que refuercen el control de forma manual provisionalmente, ya que el pliego de la vigilancia irá a contratación en breve", explicó el alcalde ourensano, refiriéndose al actual mecanismo de control como "bolardos asesinos", cifrando en más de 1.500 las incidencias en las últimas dos décadas. Asegura que han provocado lesiones a los peatones y, sobre todo, daños en los vehículos.

"Nunca tendrían que haber existido, pero por fin pondremos fin a la pesadilla, se dañaba un coche a la semana. Es un honor llevar a cabo esta promesa", concluyó el alcalde de la ciudad.

Desde el Concello recuerdan que, pese a la retirada de los bolardos, el acceso a la zona histórica seguirá siendo restringida para residentes y vehículos de servicio, avisando de que se impondrán sanciones a los que incumplan la ordenanza.