Ourense

El ramal de la A-52 al Polígono encara las obras finales

Ourense

Infraestructuras

El ramal de la A-52 al Polígono encara las obras finales

Las obras del enlace con el Polígono.
photo_cameraLas obras del enlace con el Polígono.

El tablero del viaducto do Rego estará finalizado esta semana; la nueva conexión se abrirá en 2020

Las obras del nuevo ramal de la A-52 al Polígono de San Cibrao encaran sus últimos meses, después de colocar este martes la última viga del viaducto do Rego. La conselleira de Infraestruturas, Ethel Vázquez, visitó este martes la zona para valorar el estado del enlace, una demanda histórica de los empresarios del polígono, que supera ya el 70% del grado de ejecución. "Esta mesma semana despidiremos o carro lanzavigas e quedará rematado o taboleiro do viaduto, faltan as vías de contención e o firme, que estarán listos a finais de ano", señaló. 

El alcalde de San Cibrao, Manuel Pedro Fernández, valoró positivamente el estado de las obras, que avanza según el cronograma previsto –Infraestruturas cuenta con abrirlo al tráfico a mediados de 2020–. "Este vial supón un antes e un despois para o polígono e para a comarca de Celanova, é unha boa nova para todos", dijo, y remarcó la "la vital importancia". El alcalde de Taboadela, Álvaro Vila; Marisol Díaz, delegada territorial de la Xunta; y el presidente del polígono, José Antonio Rodríguez, también participaron en la visita, en la que vieron la colocación de la última viga del viaducto. 


La última etapa


La concelleira recordó el cronograma, cuyo primer paso será terminar el enlace con la A-52 –los cortes de las obras provocan a menudo retenciones en la autovía–. "Comezaremos despois o enlace coa nacional 525, e despois virán os traballos da capa do firme, balizamentos, sinalización, defensas e peches", detalló Vázquez. Las obras, cuyo presupuesto alcanza los 22 millones de euros, cuenta con colaboración de los Fondos Feder de la Unión Europea.


Rascacielos en Ourense


Por otra parte, Ethel Vázquez ha sido preguntada por su opinión acerca de la idea de construir un rascacielos de 80 plantas en la ciudad de Ourense. A este respecto, la conselleira ha incidido en que "la competencia urbanística radica en los ayuntamientos", pero que para poder ver cuáles son las actuaciones posibles es necesario "primero contar con un Plan General de Ordenación Municipal".

Por parte de la Xunta de Galicia apuestan por "el respeto al paisaje y también por el desarrollo de infraestructuras" y, por tanto, ha dicho entender que se debe empezar "por el principio" redactando y aprobando un PGOM en el Ayuntamiento de Ourense.