Ourense

La cuarta parte de lo que arde en España lo hace en Ourense

Ourense

Incendios forestales

La cuarta parte de lo que arde en España lo hace en Ourense

Incendio forestal en Pereiro de Aguiar, próximo al colegio Ben Cho Shey. (FOTO: José Paz)
photo_cameraIncendio forestal en Pereiro de Aguiar, próximo al colegio Ben Cho Shey. (FOTO: José Paz)
De las casi 60.000 hectáreas calcinadas este año, 15.000 quedaron arrasadas en la provincia

El intenso esfuerzo por parte de los efectivos que participan en las labores de extinción conseguía frenar ayer el avance de las llamas en la provincia, en la quinta jornada consecutiva de lucha sin cuartel contra unos incendios forestales que colocan a Ourense entre las provincias más afectadas, de nuevo. Cerca de 15.000 hectáreas ya han sido este año pacto de las llamas en la provincia, la más afectada a nivel nacional junto a Huelva, que sufrió a finales de agosto unos fuegos devastadores. A día de hoy, en base a los datos que el Gobierno actualiza semanalmente, en España se habrían calcinado ya –sumando los incendios de Ourense– alrededor de 60.000 hectáreas, situándose por tanto un 25% en esta provincia.

En este 2020, hasta el 10 de agosto y recopilando los datos ofrecidos por la Consellería de  Medio Rural, se habían quemado casi 4.500 hectáreas en la provincias, especialmente concentrados en la primera semana de agosto, donde la víctima principal volvió a ser, una vez más, el Parque Natural del Xurés. 

A estas cifras hay que sumar otras 500 hectáreas que se quemaron en incendios producidos en el tramo final de agosto e inicios de septiembre y las más de 9.000 contabilizadas ahora, que ayer todavía aumentaban con una decena de incendios activos, aunque con una "evolución favorable", según indicaban desde la Consellería de Medio Rural.

En el Xurés, según colectivos como la Asociación para a Defensa Ecolóxica da Galiza (Adega), se han quemado más de 3.000 hectáreas, pese a que la Xunta lleva dos días sin actualizar las cifras ("unhas 2.000") a la espera de la medición con GPS. Los ecologistas aseguran que su reserva integral está "devastada case na súa totalidade". 

Evolución favorable

Un total de ocho fuegos seguían a última hora de ayer activos, aunque todos con evolución favorable y sin apenas incrementar la superficie quemada. Los fuegos  de Vilariño de Conso-Sabuguido (2.000 hectáreas), Lobios-Río Caldo (2.000 hectáreas en el Xurés), Chandrexa de Queixa (500), Manzaneda-Cernado (450), Manzaneda-Paradela (400), A Mezquita-Cádavos (450), Rairiz de Veiga-Sabariz (300) y Montederramo-Gabín (30). 

Quedaban estabilizados los incendios de Vilar de Barrio-Rebordechau (700), Muíños-Requiás (11) y los dos fuegos de Cualedro  en la parroquia de Montes (1.300 y 80 hectáreas). 

Permanecían controlados los de Vilardevós-Vilar de Cervo (350) y Trives-Pena Petada (50). Y consiguieron darse por extinguidos los de Pentes (A Gudiña), tras calcinar 149 hectáreas, y Laza-Camba (49). 

Alfonso Rueda advierte: "As penas son durísimas e vanse executar"

El vicepresidente de la Xunta, Alfonso Rueda, señaló que los que quemen el monten "son criminais e terán o seu castigo, tanto pecuniario como penas de cárcere, tras asegurar que "xa ninguén dubida de que unha elevada porcentaxe dos incendios son provocados". Rueda volvió a señalar a los incendiarios que aprovechen las noches, "cando non poden usarse medios aéreos", para plantar fuego, y lanzó un aviso: "As penas son durísimas e vanse executar". 

Una nueva investigada

La Guardia Civil de Vilar de Barrio tomaba ayer declaración en calidad de investigada por un delito de incendio forestal a una mujer de esa localidad. L.C.L, de 62 años y vecina de Borrán, como presunta autora de un fuego registrado en O Inxido el pasado día 12, donde resultaron afectadas 0,3 hectáreas. Las diligencias instruidas se remitieron al juzgado de Xinzo de Limia.

Petición de dimisiones y movilización para pedir cambios frente al "caos do lume"

La asociación Comité de Defensa do Monte Galego convocó para esta tarde en la ciudad una movilización ante el "caos" en la gestión de los incendios forestales. Critican la "falta de coordinación, caos e descontrol" por parte de la Xunta, que "favoreceu que as lapas se propagasen", y exigirán la "inmediata dimisión" tanto del conselleiro de Medio Rural, José González, como del director xeral de Montes, Tomás Fernández-Couto, así como un nuevo plan de gestión del monte. La convocatoria es hoy, a las 20,00 horas, ante la sede de la Xunta. Por su parte, 17 entidades sociales y sindicatos pidieron de forma conjunta la dimisión de Fernández-Couto.
Mientras, la portavoz nacional del BNG, Ana Pontón, señaló que lo sucedido en Ourense es "fiel reflexo do fracaso da política da Xunta", y pidió un "xiro de 180 graos" haciendo prevención "os 365 días do ano". Esquerda Unida criticó el "abandono" del monte y pide un plan de gestión..