Ourense

La denuncia de Áurea Soto al alcalde por “injurias", al juzgado

Ourense

EN OURENSE

La denuncia de Áurea Soto al alcalde por “injurias", al juzgado

Áurea Soto.
photo_cameraÁurea Soto.

El alcalde de Ourense, Gonzalo Pérez Jácome, y la exconcejala socialista de Urbanismo Áurea Soto están citados hoy en el Juzgado de Primera Instancia 7 de Ourense para el acto de conciliación que precisa la denuncia que la exedil interpuso al regidor "por un delito de injurias muy graves" después de que este achacase a la socialista en el pleno del Concello de marzo el incremento de la edificabilidad en los terrenos junto al Puente del Milenio. La conciliación es un paso necesario en ese tipo de delitos considerados privados y se realiza en la jurisdicción civil. En caso de no prosperar, permite acudir a la vía penal directamente.

Soto busca que Jácome se retracte de unas manifestaciones en las que el alcalde, en un debate con la concejala del PSOE Natalia González, aseguraba, entre otras acusaciones, que "fue Áurea Soto la que duplicó la edificabilidad y la que le dio a mayores 8 plantas al lado de 19", o que "las grandes recalificaciones del PXOM son del PSOE, que es quien hizo el 99%".

La completa documentación aportada por Soto en su demanda llevó al juzgado a dictaminar la "legitimación" de la exedil del PSOE para llevar adelante su petición. "Lo manifestado es completamente falso, lo sabe y le consta que tanto la recalificación que duplicó la eficabilidad como el número de alturas fue otorgada por el PXOM aprobado definitivamente en 2003, bajo el mandato del alcalde Manuel Cabezas", recoge el escrito que presentó en marzo Soto ante el juzgado. Aseguraba la exconcejala que las palabras de Jácome "lesionan mi dignidad, menoscaban mi fama personal y profesional y atentan contra mi propia estima", añadiendo que "lo hace con conocimiento de su falsedad y temerario desprecio hacia la verdad".

Este acto de conciliación se suma a un largo capítulo de episodios judiciales entre Gonzalo Pérez Jácome y Áurea Soto, que se vio envuelta en varias causas a raíz de denuncias del ahora alcalde, sin que ninguna de ellas tuviese éxito, dado que Soto sobrevivió a siete imputaciones y tres juicios, siendo absuelta en todas las causas. Los procedimientos acabaron, sin embargo, con su carrera política en 2015.