Ourense

El rural se rebela con una histórica protesta: “Non podemos seguir así"

Ourense

demografía

El rural se rebela con una histórica protesta: “Non podemos seguir así"

Un grupo de ourensanos, entre los miles de manifestantes en Madrid: "É un punto de inflexión, que tomen nota"

El mundo rural entonó este domingo un "basta ya" al desmantelamiento al que está siendo sometido por el olvido de las administraciones. Ciudadanos de 23 provincias españolas, de todas las edades y clases sociales (100.000 personas según la organización y 50.000 según la Delegación del Gobierno), se reunieron este domingo en Madrid para hacer realidad una histórica manifestación con la que reivindicar soluciones urgentes para poner remedio a una enfermedad que amenaza con barrer de un plumazo a miles de pueblos, condenados por la pérdida de habitantes y el envejecimiento, lo que se ha venido denominando la "España vacía".

No podía faltar por tanto Ourense, aunque con un protagonismo mucho menor que otros territorios como Teruel o Soria, promotores de esta movilización sin precedentes. Alrededor de medio centenar de miembros de los centros de desarrollo rural O Viso (Lodoselo-Sarreaus) y Portas Abertas (Vilardevós) no dudaron en organizar un autobús (en total hubo 300 autocares fletados por 90 plataformas) para estar en la manifestación, un rotundo éxito en su opinión.

"Estaba todo cheo de xente, ademais moitos rapaces, o que é un motivo de ledicia porque son o futuro", destaca uno de los fundadores del CDR O Viso, Toño Rodríguez, que pide a los gobernantes "deixar de practicarnos a autopsia ós territorios afectados, que atendan esta chamada de atención, un punto de inflexión".

La movilización se inició en las inmediaciones de la Plaza de Colón, con un minuto de silencio por la España Vaciada y con una estruendosa tamborrada del Bajo Aragón denominada "la rompida de la hora", para simbolizar que los territorios despoblados abandonaban el silencio.

Y con simbolismos también concluyó la marcha que con el resonar de los tambores simuló el latido cardíaco "lento y agónico de los pueblos" que queda reanimado con movilizaciones como éstas y música del cantautor aragonés José Antonio Labordeta porque su grito "desgarrado pero también esperanzado resuena en la España rural".

Bajo una intensa lluvia, los manifestantes han recorrido el tramo entre la Plaza de Colón y Neptuno, colindante con el Congreso, donde el periodista Manuel Campo Vidal y la directora de Radio Nacional de España, Paloma Zuriaga leyeron un manifiesto en el que reivindicaron la urgencia de "un gran pacto de Estado" por la regeneración de la España vacía.


Manifiesto


Tanto Zuriaga, elegida por las plataformas por su origen turolense, como Campo Vidal, muy vinculado a este tema desde el grupo de periodistas rurales al que pertenece, aseguraron que "si se pierde población, se pierden oportunidades y retrocedemos todos como país", subrayando que atender la España rural es un asunto de justicia porque "ser menos no resta derechos".

manifa2_result

Precisamente con este lema ha arrancado una de las pancartas de la cabecera de la manifestación junto a otras consignas que reivindicaban más inversiones en infraestructuras porque una "España despoblada, es una España arruinada", señalaron. "Ya no vale la palabrería, queremos inversiones", insistió el portavoz de Soria ¡Ya!, Carlos Vallejo.

Se cumplió también el objetivo de que la manifestación fuese eminentemente ciudadana y dando protagonismo a la sociedad civil, pese a la presencia de representantes de los partidos políticos,  varios ministros incluidos, que se mantuvieron en un segundo plano durante toda la mañana.

"Cando comenzamos a falar disto, sempre pensabamos que seríamos catro gatos, pero esta repercusión é impresionante, ademais totalmente apolítica, quedando claro que existe a necesidade de que as cousas melloren, para que todos teñamos as mesmas oportunidades", dice Andrea Rodríguez, del CDR Portas Abertas. Un auténtico clamor.