Ourense

Coronavirus en Ourense | Fisioterapia para dejar atrás las peores secuelas del covid

Ourense

Reportaje

Coronavirus en Ourense | Fisioterapia para dejar atrás las peores secuelas del covid

undefined
photo_camera José Manuel Vázquez Casiano atiende a un paciente en su clínica, tras el primer estado de alarma (MIGUEL ÁNGEL).
Profesionales del sector tratan a pacientes que quieren recuperar su capacidad respiratoria y motriz

La fisioterapia puede ser una herramienta de primer orden contra el coronavirus y sus secuelas, tanto para la recuperación de la capacidad respiratoria como del aparato locomotor. Así, las clínicas de la provincia no solo se han adaptado para cumplir las medidas sanitarias sino para tratar a personas que, tras superar el covid, aún sufren complicaciones derivadas de la enfermedad. 

José Manuel Vázquez Casiano, con 36 años de experiencia en el sector, reconoce que "es raro el día que no vienen a la clínica tres o cuatro personas para tratamientos cardiorrespiratorios. El paciente de covid padece un deterioro generalizado, con dificultad respiratoria y debilidades derivadas de la inmovilización". No obstante, cada paciente es un mundo: "Hay que adaptarse a la situación individual. No se recuperan igual quien se encuentra en su peso ideal y quien tiene mucha barriga, lo cual le comprime el diafragma, ni las personas con cifosis (chepa) o artritis". 

El gran objetivo es expandir el pulmón, y se encuentran con pacientes leves, graves y muy graves: "Buscamos frecuencias por debajo de 100 pulsaciones y 24 exhalaciones por minuto, y te llegan con 130 y 30 respectivamente, casi hiperventilando. Al hacer pruebas de expansión torácica, hay quien ha perdido un 30% de capacidad respiratoria. Si caminan se sofocan y tienen que parar. Debemos enseñarles ejercicios de respiración para repetir cada dos horas. Se busca recuperar el tono muscular en la zona intercostal e incrementar el flujo respiratorio hasta alcanzar la normalidad. Hay pacientes que incluso necesitan ejercicios para eliminar la flema, provocándose tos", explica. Aprender la importancia de la respiración, una asignatura pendiente: "Te encuentras con pacientes que no tienen conciencia de su respiración ni de si ésta es torácica o abdominal, la hacen de forma automática". 

Por último, para culminar la recuperación, "es necesaria una fase de fuerza, porque la gente se hace frágil". Además, incide Casiano en que "sería genial haber empezado a tratar en la UCI, porque el inicio precoz de la rehabilitación es muy importante, pero faltan recursos".

Desde Fisioterapia Galia, en Celanova, Nicole Dortignacq, fisioterapeuta respiratoria, subraya la importancia de recuperar la fuerza anterior, logrando una reeducación al esfuerzo: "El tiempo necesario para recuperarse puede variar mucho, pero hablamos de seis meses como mínimo para personas que estuvieron ingresadas por covid". E incide en que la medicación puede ser problemática en casos concretos, como las personas con diabetes o hipertensión. 

Diego Alves (Fisio Alar), acumula experiencia en el tratamiento de personas que quieren recuperar su vida tras el covid: "La reclusión, ya sea en casa o en hospitales, provoca un síndrome de inmovilidad, y cuesta volver a utilizar articulaciones y músculos. Los pacientes que han pasado por una pneumonía, lo cual es muy común, oxigenan aún menos". Desde la clínica, intentan devolverles la capacidad aeróbica, enfrentándose en muchos casos a polimialgias (dolor e inflamación muscular) derivadas del covid. La rehabilitación se logra gracias a movilizaciones, primero pasivas y después activas, con las que las articulaciones recuperan su elasticidad. 

No todo el mundo cuenta con un estado físico tal como para volver a la vida normal tras la infección: "A veces ni siquiera personas jóvenes, a las que el covid ataca de forma muy agresiva y presentan una fatiga crónica que les deja temporalmente incapacitados, con dolor y asnea (sensación de falta de aire)". Hasta lo más rutinario se les hace cuesta arriba: "De repente, se dan cuenta de que actividades a las que no le daban importancia, como pasar la aspiradora, son una actividad física, porque al cuerpo le falta gasolina y no responde. Para muchos es un drama, porque todo cuesta un mundo. Se sienten impedidos, y solo apetece estar en el sofá y en cama. Pero para una mejor recuperación hay que tener una actitud proactiva, obligarte a hacer cosas. Ir a pie a buscar el pan todos los días, y descubrir cómo cada vez estás menos cansado. Poco a poco, los pulmones vuelven a oxigenar y dar alimento a la musculatura". 

Un paciente fatigado necesita acondicionamiento físico, así que Alves lo tiene claro: "Los primeros pasos se pueden dar en la clínica, pero después no todas las economías soportan eso. Al paciente, el gimnasio le puede prestar un gran servicio, desarrollando un trabajo diario inasumible en una clínica privada. Rompo una lanza por estos espacios, son un servicio necesario que ayuda a la rehabilitación de mucha gente".