Ourense

Guías para viajar por Ourense

Ourense

De 1881 a 1969

Guías para viajar por Ourense

Imagen de la Alameda incluida en la guía de 1926.
photo_cameraImagen de la Alameda incluida en la guía de 1926.

Estas guías son un nostálgico y, con frecuencia, delicioso paseo por la historia local. Todas ellas pueden consultarse en las bibliotecas Provincial y en la de la Diputación, gracias a las cuales fue posible esta información. 

La curiosidad por informarse y conocer datos sobre las ciudades y los pueblos que se visitan es, fue y será frecuente entre los viajeros y turistas. Aunque Ourense nunca fue una provincia especialmente turística, durante los últimos años del siglo XIX y los primeros del XX hubo varios autores, instituciones y editoriales que se preocuparon por escribir algo más o menos parecido a una guía para información del visitante.

La serie que comienza a publicar hoy La Región se inicia en 1881 (año en que llega la primera locomotora del ferrocarril ) y finaliza en 1969, final de la década de los sesenta, en los que España, de la mano de Manuel Fraga, vive una promoción turística desconocida hasta entonces.

Autores, instituciones y editoriales se preocuparon por escribir algo parecido a una guía para información del visitante

debateleectoraltelemino (8)

Guía de 1903. // Guía de 1912.

La ciudad suele ser la protagonista de la información que se facilita, aunque casi todas las guías incluyen información sobre rutas y excursiones a los lugares y villas ya clásicos: Oseira, Carballiño, Ribadavia, etc. Los autores son variados; los hay locales, anónimos y madrileños. En los años sesenta del siglo XX, los escritores y pintores de la época -Otero Pedrayo, Risco, Conde Corbal, Huete y otros- ven en las guías una forma más de divulgar sus conocimientos y amores por su provincia natal que, al mismo tiempo, les supone una pequeña fuente de ingresos. Los fotógrafos locales -Reza, Villar, Rizo y Belay- eran casi siempre los autores de las fotografías. Los editores suelen ser instituciones locales y, con frecuencia, madrileñas, incluido el Ministerio de Información y Turismo, dentro de colecciones que incluyen a otras provincias españolas. Todos ya habían descubierto la publicidad de establecimientos locales como fuente de financiación. 

CUNQUEIROLos años sesenta del XX son especialmente prolíficos en estas publicaciones, cuando se crea el Ministerio de Información y Turismo y Fraga se pone al frente de la promoción turística nacional, con cuidadas ediciones, con especial atención a la calidad de las fotografías, sin olvidar los magníficos carteles propagandísticos de las bellezas del país. En esos años se crean los patronatos provinciales encargados de promocionar el turismo local y se encargan guías a los escritores, fotógrafos y pintores de prestigio.



Valor informativo y  sentimental

Vistas en la distancia, todas tienen un importante valor sentimental y en ellas, sobre todo en sus fotografías, se encuentran importantes datos de la historia local. Dónde se podía dormir, comer; qué había que visitar; por dónde pasear, e incluso los nombres de los ciudadanos ilustres de la localidad, son una magnífica fuente de información del Ourense de otros tiempos. Sus autores no siempre valoraban ni animaban a visitar en su ciudad los mismos lugares que los ourensanos de hoy, aunque en todas ellas están presentes las Burgas, la Catedral y el Puente Viejo. Estas guías son un nostálgico y, con frecuencia, delicioso paseo por la historia local. Todas ellas pueden consultarse en las bibliotecas Provincial y en la de la Diputación, gracias a las cuales fue posible esta información. 

guia_1881Guía 1881.