Ourense

Investigan en Ourense un vídeo en la red por fomentar odio a la policía

Ourense

Suceso

Investigan en Ourense un vídeo en la red por fomentar odio a la policía

Un usuario de Instagram sobre la actuación de agentes en el estado de alarma: "Hay que matarlos a todos"

El grupo UDEV-Tecnológicos de la Policía Judicial de la Comisaría de Ourense abrió una investigación sobre un controvertido vídeo que circuló en las últimas semanas por las redes sociales en el que se vierten insultos y amenazas de muerte contra agentes del cuerpo por una intervención en el contexto del estado de alarma. El comunicante, de hecho, se queja que junto a un tal "Kike" han sido sancionados. Aunque no lo precisa, se deduce que por desobediencia en aplicación de la Ley de Seguridad Ciudadana.

Los hechos fueron denunciados por el Sindicato Unificado de Policía (SUP) en la Comisaría de As Lagoas al tener conocimiento a través de varios agentes de la difusión de un vídeo a través del servicio de mensajería de WhatsApp que recoge la imagen de un teléfono móvil y la reproducción de una "storie" de la red social Instagram desde el perfil del usuario enojado. 

Un joven con la cara pixelada cuenta que la Policía Nacional fue a su casa y lo sancionó al tiempo que vierte insultos ("putos mierdas" y "soplapollas") pero también amenazas (hay que matar a todos esos hijos de puta"). La historia en la red finaliza con la imagen de varios policías de la brigada provincial de Seguridad Ciudadana durante una intervención (a la que se refiere el usuario de Instagram) efectuada en la tarde del 30 de abril en la calle Nogueira de Ramuín de la ciudad.

 

Los agentes habían acudido al lugar a requerimiento de los vecinos por riñas entre inquilinos de diferentes pisos. No era la primera vez en esa misma semana.

El secretario gallego del SUP, Roberto González, valoró la importancia de denunciar estos comportamientos para que no queden impunes. "Promover o incitar directa o indirectamente al odio, hostilidad, discriminación o violencia contra un grupo, una parte del mismo o una persona determinada está castigado en el Código Penal con pena de prisión de uno a cuatro años.

Según reconoce González, UDEV-Tecno "está investigando nuestra denuncia y aguardamos que muy pronto el autor del vídeo y de su difusión a través de las redes sociales sea detenido y puesto a disposición judicial".

Desde el SUP se pone en valor el trabajo que desarrollan los tres agentes adscritos a este grupo, quienes en 2019 recibieron cerca del millar de denuncias relacionadas con los delitos en internet. 

Delitos que fomentan la hostilidad pero trascendiendo la esfera privada

Los delitos de odio promueven la hostilidad hacia un determinado colectivo pero sobre todo por razones de raza, etnia, religión o sexo. El requisito es que trascienda la esfera privada. El pasado año la Comisaría tramitó cinco denuncias.

Los procesos penales por delitos de odio (artículo 510 del Código Penal) alusivos a conductas que fomentan un clima de violencia contra determinados individuos o colectivos están llegando a las salas de vistas de los juzgados ourensanos. El estado de alarma aplazó un juicio contra una vecina de Carballiño acusada de publicar en la red social Facebook manifestaciones ofensivas dirigidas a personas de raza negra.