Ourense

Jácome: “Mira la Torre Eiffel, se decía que era una aberración"

Ourense

Jácome: “Mira la Torre Eiffel, se decía que era una aberración"

Miguel Caride, pensativo, con Gonzalo Pérez Jácome durante la rueda de prensa.
photo_cameraMiguel Caride, pensativo, con Gonzalo Pérez Jácome durante la rueda de prensa.
El alcalde desdice a Caride con el rascacielos, arremete contra la Xunta y anuncia el fin de los estorninos

El alcalde de Ourense, Gonzalo Pérez Jácome, aprovechó ayer el balance del plan trazado para ahuyentar a los estorninos para reafirmarse en su propuesta de construir el rascacielos más alto de España en la Finca Mariñamansa, desdiciendo así al portavoz de su grupo, Miguel Caride, que la reducía a "una idea que non ten máis recorrido", y arremeter contra la Xunta, ya que la conselleira de Medio Ambiente, Ánxeles Vázquez, puso en duda su integración en la ciudad aludiendo a las guías urbanísticas existentes.

"Hablando de integración, que la Xunta integre a Ourense en los presupuestos para que no está discriminada. Sorprende que cuestionen un rascacielos donde no moleste y haya autorizado una torre de 20 pisos junto al río Miño, la cosa tiene cojones. Coherencia ninguna", señaló Jácome.

"Es como en Chernobyl, los nativos sí volvieron", explicó el regidor sobre los estorninos que están en Ourense

El regidor recordó que primero tocará aprobar el nuevo PXOM y enmarcó la idea del rascacielos en el marco urbanístico de la Finca Mariñamansa. "No surgió de la nada, heredamos seis torres de 16 plantas, una paletada que no aporta nada y hacemos una jugada maestra, porque Ourense tendrá el mayor rascacielos y miles de visitantes. Es el sitio ideal", explicó Jácome, recriminando que "solo se vean pegas y no los beneficios".

En esta línea, citó ejemplos de construcciones significativas como la Torre Eiffel o el Empire State Building. "No es que los esté comparando, pero mira la Torre Eiffel, se decía que era una aberración. Hay muy pocos ejemplos de rascacielos que la población esté en contra, es como las calles peatonales, se está en contra y luego nadie quiere volver al estado anterior". 


El “apego" de los estorninos


Las reflexiones sobre el rascacielos llegaron después de explicar Jácome los resultados del plan con águilas o destellos óptico, asegurando que la colonia de estos aves se ha reducido de 30.000 que había a mediados de septiembre a 700 "autóctonas" en la actualidad."Hemos resuelto un problema de hace 15 años con una solución eficaz, ecológica y baratísima (9.200 euros)", dijo el alcalde ourensano, haciendo un símil con Chernobyl para explicar por qué solo permanecen en la ciudad los estorninos autóctonos: "Cuando pasó aquello, los de fuera no quisieron saber nada, pero los nativos sí volvieron. Tiene que ver con el apego". El regidor apuntó el próximo objetivo: "Hay muchas palomas enfermas, y es un problema de salud pública. Nadie habla de erradicarlas ni echarlas porque son súper bonitas". 

Además, Jácome achacó la rapidez en ahuyentar a los estorninos "en que no hubo burocracia" (fue un contrato menor), justificando el retraso en otros compromisos que se retrasan como la reapertura de la Plaza de Abastos de A Ponte, el arreglo de las calles o los contenedores.

Sobre esto último, el alcalde explicó que incorporará inteligencia artificial "para avisar a la empresa de cómo están de llenos y así optimicen las rutas". Con todo, aplazó a la próxima semana las explicaciones pormenorizadas sobre este tema. "Vamos a abordar todos los problemas enquistados", garantizó.