Ourense

La Diputación y La Región recurrirán la sentencia por la venta del archivo

Ourense

tribunales

La Diputación y La Región recurrirán la sentencia por la venta del archivo

La jueza la anula aludiendo a defectos administrativos durante la tramitación de la operación

La titular del Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 1 de Ourense, Ana Belén González Abraldes, dictó este martes una sentencia a propósito de la venta del archivo histórico de La Región y La Región Internacional a la Diputación de Ourense, en la que anula el acuerdo basándose en defectos administrativos en su tramitación. La Región recurrirá dicho fallo ante el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG), y también la Diputación anunció que sus servicios jurídicos presentarán el correspondiente recurso, después de haber estudiado la sentencia.

El fallo, que en ningún caso afirma que la operación sea ilegal o irregular, expone algunos defectos burocráticos por parte de la Diputación, mientras niega otros cuya toma en consideración solicitaba la parte demandante, el partido Democracia Ourensana, liderado por Gonzalo Pérez Jácome. 

Entre los defectos que señala la jueza está el hecho de que propuestas o informes hayan sido emitidos por el asesor de Cultura de la Diputación, Aurelio Gómez Villar, y no "por el jefe de la dependencia correspondiente". Sin embargo, ese cargo estaba vacante en el momento de realizar dichos informes. 

En cuanto al montante de la operación de 2,23 millones más IVA, acordado tras la tasación de la empresa especializada Taxo a instancias de la Diputación, la jueza reconoce en la sentencia que "no es misión de esta juzgadora determinar cuál es el valor del denominado 'Archivo Histórico de La Región", y tan solo expresa sus dudas en torno al método empleado para determinarlo. 

La sentencia reconoce también la capacidad de la Diputación para el pago fraccionado en tres anualidades (743.000 euros anuales más IVA), de acuerdo con el ritmo de entrega de ejemplares por parte de La Región, pero afirma que "es imposible deducir del contrato qué parte será entregada cada año". No obstante, el contrato -en un párrafo recogido en la propia sentencia- deja claro que los bienes integrantes del archivo serán entregados "por terceras partes en los ejercicios 2017, 2018 y 2019", es decir, un tercio del total en cada anualidad. 


Comparaciones imposibles


El precio fijado por la Diputación lo fue en un tramo inferior de la horquilla tasada por Taxo, cuya media, según recoge la propia sentencia, era de 3,8 millones de euros sin incluir el IVA. Aunque la jueza reconoce que "encontrar un precio habitual de mercado en bienes singulares puede resultar prácticamente imposible", en la sentencia se hacen comparaciones entre el archivo de La Región y otros como el de la Hemeroteca de Editorial Compostelana SA o El Adelanto de Salamanca (ambas de menor volumen de ejemplares y la segunda fruto de una subasta por proceso de liquidación de la entidad), ignorando que el ourensano es una fuente única en la provincia para el conocimiento de gran parte de los años que comprende, lo que no sucede en los casos anteriores, y que la compra por la Diputación lleva incluidos los derechos de propiedad intelectual sobre los ejemplares y su contenido (desde sus inicios, en 1910, hasta el 31 de diciembre de 2016), derechos que no se incluyen en el caso del periódico compostelano. 


Tasaciones de especialistas y expertos


La Diputación de Ourense tuvo en cuenta para la compra del archivo histórico del periódico La Región (1910-2016) y La Región Internacional (1966-2016) una pericial de la empresa Taxo, del grupo Tinsa, realizada antes de la operación. Sus expertos valoraron la colección en 3,8 millones de euros, un precio inferior a los 2,23 millones (2,7 al añadirle el IVA) que figuran en el contrato de adquisición entre la editora del periódico con mayor venta y difusión de Ourense y el ente provincial. Durante el juicio se presentaron otros informes de tasadoras, como el de Martin Investiments, que valoró la colección en 5,05 millones de euros, o la de Felipe Martínez, para quien ascendería a 2,8 millones de euros. 

Además de estas tasaciones existen otros informes de expertos que avalan el gran valor de una colección histórica como la de La Región, que recoge el día a día de la vida de Ourense y los ourensanos a lo largo de más de un siglo de existencia. Entre ellos, un dictamen del conocido sociólogo Amando de Miguel, para quien "resulta muy conveniente el proyecto de hacer que el fondo editorial de La Región sea adquirido por un ente público". De Miguel añade que "hay varias circunstancias que proporcionan un gran valor añadido a los fondos de La Región para una reconstrucción de la historia contemporánea", y concluye que "la adquisición del fondo documental de La Región por parte de un organismo público resulta aconsejable y promete ser fructífera".

Alfonso Sobrado Palomares, periodista ourensano y expresidente de la Agencia Efe, realizó también un informe sobre la operación, referido en su caso al archivo de La Región Internacional. Para Sobrado Palomares, "La Región Internacional es el gran espejo donde se refleja la vida cotidiana de los emigrantes y los distintos rostros de la emigración (...) fue el gran espejo de la emigración, donde se reflejaban sus luces y sus sombras". Fue, según concluye el periodista, "un  fenómeno editorial con la marca Ourense". "El archivo -añade- como la biblioteca que soñó Borges, es una fuente inagotable de todo lo que atañe a la emigración. Una riqueza enorme, y está en Ourense".

Otro de los expertos que valoró el archivo de La Región es Juan Martín, editor, especialista en libros antiguos, consultor y asesor de numerosos bibliófilos en tasaciones y valoraciones económicas. Martín consideró que "no cabe duda de que el archivo histórico de La Región es único y excepcional y constituye un legado documental de enorme importancia para la provincia de Ourense y para Galicia". Según su informe, "se trata de fondos documentales de tal importancia histórica que resultaría del todo incomprensible que las instituciones gallegas no hicieran lo posible para esta monumental fuente de información no estuviera a buen recaudo y a disposición del pueblo ourensano". 

En definitiva, cumplir estas dos últimas premias es el objetivo de la Diputación y La Región con la venta del archivo histórico.