Ourense

Los últimos de Benposta

Ourense

REPORTAJE

Los últimos de Benposta

En Benposta residen ahora 25 personas. Nueve se reunieron ayer para posar, con Lucy, en la vieja casa del Padre Silva (JOSÉ PAZ).
photo_cameraEn Benposta residen ahora 25 personas. Nueve se reunieron ayer para posar, con Lucy, en la vieja casa del Padre Silva (JOSÉ PAZ).

Alfer compró la finca de Benposta en marzo de 2016. Allí residían 18 personas. Casi tres años después son 25, y la empresa ha pasado a la vía judicial. Activado el proceso de desahucio desde hace unos días, mañana se sientan ambas partes a hablar 

Simba y Lady retozan en la cuesta que se desliza hacia O Fiadeiro. Los ladridos de los dos perros se mezclan con el sonido de los dados. Tres benposteños juegan al parchís en el porche de la taberna mientras Francisco Muradás va de aquí para allá con herramientas. Pasa buena parte del día haciendo chapuzas –hay mucho que arreglar y pocas manos–. Un poco más abajo dos críos se calzan los tenis para ir a buscar a su madre a la salida del tajo. Ayub Benouar vuelve de echarle una ojeada a su rebaño de 40 ovejas que pace en un prado cercano a las casas. 

Sobre todos ellos pesa desde hace unos días una demanda de desahucio. Alfer posee estos terrenos –32.900 metros cuadrados– desde marzo de 2016, cuando la Seguridad Social sacó a subasta la denominada Finca Benposta, epicentro del proyecto del Padre Silva, agonizante desde hace más de una década, ahogado por las deudas. La empresa dice recurrir ahora a la vía judicial tras no fructificar el diálogo. El paso del tiempo no ha desenquistado el problema. Al contrario. El censo de benposteños resistentes ha engordado: ahora mismo viven allí 25 personas, incluidas dos familias con niños pequeños. A una decena de ellos le ha llegado las citaciones judiciales. 


El primer payaso de Benposta


Es primera hora de la tarde en Benposta y Teófilo Martínez –"Taconillo"– está echando la siesta. Se despierta al tercer timbrazo de Antonio Martínez –"Toni"–. "Yo llevo en Benposta desde antes de Benposta –se arranca Taconillo–. Empecé con el cura allá en As Burgas. Ensayaban tenían una tómbola. Fuimos a Barcelona y a la vuelta  decidieron montar el circo. Era 1956. Siete u ocho años más tarde comprarían la finca". 

Taconillo –"el primer payaso del Circo de los Muchachos", apunta Toni– volvió a Benposta hace unos años. Vive con su mujer y sus hijos Aarón (11 años) y Héber (8 años). "¿Desahucio? Ahora nos vienen con esta sorpresa. Qué vas a hacer. Si hay que irse...". Regresa Toni: "De aquí no va se nadie". 

Toni es el presidente de la Fundación Benposta. Mano derecha del Padre Silva –"Cuando le pegó el ictus, me dijo: 'Hijo, busca a gente que te ayude, a los nueve meses me voy'. Y a los nueve meses se había ido"– lleva años capitaneando a estos resistentes. La Fundación Benposta ha sido definida como "un negociete de mera superviviencia" por parte del sector crítico de los exbenposteños, aglutinados durante años alrededor de Aiben y Asociación Padre Silva, convergentes en fondo pero no en forma –la segunda acusó varias veces a la primera de tensionar demasiado el escenario–. 


"No somos okupas"


Mientras conversan Toni y Taconillo se escucha un grito a lo lejos: "¿Son de La Región? ¡Que no salga nada de okupas! Toda la vida aquí, trabajando y luchando...". Es Ayub. Llegó de Tánger en 1997. Tenía 6 años. "El Padre Silva me vino a buscar. Benposta es mi casa. ¿Qué hago yo ahora?". "Lo de que te llamen ahora okupa por la calle es muy fuerte –tercia Taconillo–Duele, llevo toda la vida aquí". 


Reunión


Desde Alfer explican que en estos casi tres años han sido infructuosos sus intentos de conversar con los últimos de Benposta. "La vía judicial les empuja a esto –señalan desde la empresa–. Queremos que se sienten a negociar. Hemos tenido paciencia, empatía. Pero hay que solucionar esto". Toni devuelve la pelota: "Queremos quedarnos aquí. Llegar a un acuerdo. Podemos vivir con Alfer". 


La fachada de la iglesia


Aparecen en la entrada de la finca dos turistas. "Por aquí viene mucha gente –recuerda Muradás–. Aquí habría que hacer un parque de atracciones, con charlas... algo bonito para todos". Él lleva 45 años por Benposta. Cariñoso, se despide alabando las formas de la capilla: "Mirad la fachada (espectacular). Y la estrella, se puso ahí, qué bonita. Ahora está sin color. Pero aguanta". 


Un enredo de ventas, litigios y subastas públicas 


El declive de Benposta es un enredo de ventas –ya en el 85 el Padre Silva enajenó 65.000 m2 de la finca para vendérselos a la Xunta, en un terreno donde 15 años más tarde se plantearía el nuevo campo de la CDO–, litigios y deudas. Todo  desembocó en la subasta de la gasolinera , el hotel –donde se acabó desalojando a 13 personas– y, cuatro años más tarde, en el resto de la finca.


Alfer: "Somos flexibles, pero urge solución"


Tras desembolsar 412.000 euros, Autocares Alfer es la propietaria de los terrenos de Benposta desde el 30 de marzo de 2016. "Es una situación atípica. Llevamos todo este tiempo esperando para poder usar la finca", señalan desde la empresa de autocares, que dice haber optado por la vía judicial "porque no nos quedó otro remedio".

Se confiesan preocupados –"en el terreno hace faltan actuaciones urgentes, es un recinto abierto y hay que limitar riesgos–  y avanzan en la necesidad de buscar remedio, más o menos pactado, entre todos los actores implicados: "Somos flexibles, pero urge una solución. Esto no se solventará mirando hacia otro lado". 

 La idea de Alfer es destinar parte de este terreno a cocheras. "Pero estamos abiertos a las ideas que nos puedan llegar. Nosotros necesitamos espacio, para guardar los autobuses. Pero hay diferentes vías. Y si se dan las condiciones y sale algo bonito para la ciudad...". 


Benposta: el quién es quién


- A. Nación Muchachos: pivote sobre el que giró  la gestión de Benposta y el Circo durante décadas

- Fundación Benposta: fundada en 2004 por el Padre Silva para gestionar el complicado futuro de la entidad. Antonio Martínez la preside

- Aiben: reúne a exbenposteños de todo el mundo. Impulsada por Emilio Cid y enfrentada a la gestión de la Fundación Benposta, inició en 2007 un proceso judicial por la venta de unos terrenos  por valor de 4 millones de euros –el Padre Silva buscaba dinero para pagar los 700.000 euros de indemnización a exprofesores–. El proyecto acabó paralizado y las deudas siguieron aumentando

- Asoc. Padre Silva: creada en 2012 y liderada por Bartolomé Pidal –exbenposteño y presidente de Nortempo-, nace para recuperar la imagen del Padre Silva –fallecido en 2011–. Promueve el Museo del Circo, que se inaugurará el 2 de febrero en la ciudad. 


Cronología


- Marzo de 2016: el 30 de marzo, la Seguridad Social subasta la Finca Benposta, tasada en 1,5 millones. Alfer hace la única oferta (412.000 euros). Un terreno de 32.284 m2, con viviendas, almacenes...

- Mayo de 2016: Pidal plantea un proyecto educativo para  Benposta. Solicita la anulación de la subasta –a través de la Asociación P. Silva– y mejora la oferta (615.000 euros). Avanza una inversión de 5 millones

- Junio de 2016: Alfer y la Fundación pactan no cerrar al tráfico la finca

- Noviembre de 2016: Justicia da luz verde a la subasta y desestima los recursos

- Abril de 2017: el juez atiende a la Asociación P. Silva yreabre la subasta

- Enero de 2018: el Contencioso valida la subasta de los terrenos a Alfer. El TSXG lo confirmará en septiembre

- Enero de 2019: Alfer inicia la vía judicial, que desemboca en la llegada de demandas de desahucio a Benposta. Ambas partes se sentarán mañana a negociar