Ourense

María García cumple 106 abriles “dando órdenes"

Ourense

María García cumple 106 abriles “dando órdenes"

"Gústalle mandar sempre e que lle fagan todas as cousas ao momento. Agora anda pola cosa co andador. A neta á que lle da sempre as órdenes é a de Ourense, os demais viven en Madrid", bromea su nieta

María García Vázquez llegó al mundo el día que cantan los Celtas Cortos. El 20 de abril, pero ni de lejos del noventa. Esta ourensana nació en Parada de Amoeiro en 1914, cuando ni siquiera había llegado a Ourense otra de las grandes pandemias que resurgen de la hemeroteca con el coronavirus, la gripe española de 1918. La enfermedad convirtió a Ourense en una de las provincias con la tasa de mortalidad más alta, superior al 10 por mil habitantes. Pero de aquello, María García ni se acuerda. Los 106 han pasado algo de factura: la cumpleañera no oye bien y una crisis mundial no convierte al teléfono–en este caso–en salvavidas para el entendimiento. Los recuerdos llegan por boca de una nieta.


Una centenaria exigente


Aunque nació en Parada de Amoeiro, María García residió casi toda su vida en Madrid, donde se casó y tuvo a sus hijos. "Agora vive coa filla e o xenro. Viviu un pouco no campo, pero a maior parte do tempo en Madrid. Cando cumpliron os oitenta anos, viñéronse para Ourense", cuenta una nieta.

A esta ourensana le tocó un 106 cumpleaños diferente, como el del resto de confinados. La memoria no le falla y recuerda perfectamente qué día nació y dónde. "Sempre o celebramos, pero nestas circunstancias, ao estar solos, tocou un postre e as oportunas felicitacións", cuenta la familia. 

María García tiene dos hijos, cuatro nietos, siete bisnietos y un carácter particular. "Gústalle mandar sempre e que lle fagan todas as cousas ao momento. Agora anda pola cosa co andador. A neta á que lle da sempre as órdenes é a de Ourense, os demais viven en Madrid", bromea la nieta.

María García ya no sale a la calle, así que el confinamiento para la centenaria ha sido algo más llevadero. "A ela gústalle estar polas tardes vendo as telenovelas", apuntan los familiares. ¿El secreto de llegar a 106 años? Ni se cuenta, ni se pregunta.