Ourense

Los que más saben del pasado se suben el podio

Ourense

Los que más saben del pasado se suben el podio

La entrega de premios de la III Olimpíada Galega de Historia constató el entusiasmo de los cuatro equipos ganadores de esta edición poscovid, que recibieron sus merecidas y generosas recompensas en un acto lleno de simbolismo.

La pandemia de la covid-19 ha cambiado la forma de entender las competiciones. A pesar de la dificultad que supone cumplir las medidas en estos eventos, el esfuerzo colectivo y la dedicación siempre se abren paso. Claro ejemplo de ello es la tercera edición de la Olimpíada Galega de Historia, un concurso de preguntas y respuestas que la Facultad de Historia del Campus de Ourense organiza cada año para motivar a los chavales de Educación Secundaria a interesarse por la materia. Gracias a las herramientas proporcionadas por la Universidade de Vigo, pudo celebrarse de manera virtual el pasado 29 de mayo, y los 48 alumnos y 12 centros inscritos disfrutaron, desde sus casas, de un torneo cultural que ya empieza a ser tradición, y no sólo por los generosos premios que ofrece, sino por el bagaje formativo que aporta a los jóvenes.

Adrián Rodríguez: "Os rapaces teñen mérito, por sacar tempo para as conexións nas eliminatorias do concurso"

A pesar de la situación, la entrega de premios fue presencial, y el acto de ayer en el Edificio de Ferro acudieron Manuel Joaquín Reigosa, rector de la UVigo;  Ernesto Pedrosa, presidente del Consello Social de la Universidad, y Susana Reboredo, decana de la Facultad; para presentar el acto y a los cuatro equipos de los centros ganadores, junto con sus tutores.


Despliegue de medios


Destaca el riguroso control que se lleva a cabo dentro del recinto, tanto de distancias como de aforo. La organización saca la artillería pesada, y aparte de los galardones, reparten camisetas y mascarillas personalizadas con el lema del concurso entre los asistentes.

Los centros de A Coruña, Vigo y Bueu pertenecientes a los equipos ganadores llegan puntualmente a la entrega, e irónicamente, el único equipo ourensano premiado, procedente del IES Otero Pedrayo, es el único que llega tarde.

Un par de agradecidos mensajes institucionales y algún problemilla con los micrófonos después, los alumnos suben al escenario entre entusiasmados aplausos a recoger los premios correspondientes, que consisten en medallas para todos; un bono de 50 euros por integrante, para una tienda de videojuegos, al tercer y cuarto clasificado, y un viaje a las termas de Outariz con masaje incluido para los tutores; un libro y un bono de 75 euros por integrante, para la misma tienda, al segundo, y un fin de semana en Caldaria para el profesor, y una tablet a cada integrante del equipo ganador, junto con otro viaje a Caldaria para el docente. Además, cada centro recibirá un lote de libros y un trofeo acreditativo.


Mérito tremendo


"Este concurso pon en valor ás Humanidades, nunha época na que priman os coñecementos científicos e técnicos", señala Adrián Rodríguez, docente del CPR Calasanz PP Escolapios, encargado del equipo coruñés Aesir, formado por Álex Álvarez, Eva Graña, Noelia Gutiérrez y Noa Varela, ganadores de esta edición. El profesor recuerda, al término de la entrega, el mérito que tienen sus alumnos: "Os rapaces teñen mérito, por presentarse voluntarios nesta situación, por aceptar o desafío de traballar cun temario ampliado durante o confinamento e por sacar tempo para esas conexións telemáticas nas eliminatorias do concurso".

Una sesión de fotos más tarde, la comitiva entera salió por la puerta del edificio universitario en dirección al edificio Politécnico situado justo al lado para disfrutar de un café al aire libre en compañía.