Ourense

Núñez Feijóo: "Para Ourense sería letal tener a Jácome de alcalde"

Ourense

entrevista

Núñez Feijóo: "Para Ourense sería letal tener a Jácome de alcalde"

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, gesticula durante la entrevista, realizada en el castillo de Maceda (XESÚS FARIÑAS).
photo_cameraEl presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, gesticula durante la entrevista, realizada en el castillo de Maceda (XESÚS FARIÑAS).

El presidente de la Xunta analiza en una entrevista para La Región la situación general y la de Ourense en particular: "La ciudad tiene dos opciones: tener un alcalde o tener un show político en cada pleno"

En carrera hacia las municipales, y tras los resultados del PP el 28 de abril, realizar la entrevista en el castillo de Maceda podría servir como una declaración de intenciones tanto del PPdeG comode Alberto Núñez Feijóo (Os Peares, 1961) de cara al 26 de mayo. El presidente de la Xunta, autocrítico –"pero no de crítica de unos contra otros"–,  reitera su apelación al voto unido del centroderecha. 

Dividir no ha sumado.

Hay 10 millones de españoles que votaron "no" a Sánchez como presidente. 

Pero en tres partes. 

Y benefició a la izquierda. El socialismo ha conseguido dividirnos y vencernos. Esos 10 millones hubiesen sido mayoría del PP. De nosotros depende saber explicarlo.

¿Le falla al PP la comunicación? En la distancia corta del rural funciona mejor que en ciudades.

Nuestra obsesión son los resultados y la gestión. Nuestro déficit es la comunicación y la proximidad, y sin ellos es muy difícil. La gente nos conoce: normalmente nos hacemos cargo de España cuando está en recesión y le damos la vuelta. Pero sabemos nuestros defectos. Y ojo: salvo el PP nadie necesita ganar para gobernar. Así es más fácil. 

Ahora se abre otro horizonte. 

Ese horizonte de momento lo que acredita es que perjudica al PP. 

El PP parece haber perdido el relato a manos del PSOE. ¿Son víctimas de lo que definió como “huracán sociológico”?

Varios factores. Tras la recesión se abrió un espacio de recuperación  y la gente pasa factura a los partidos que han tenido que ordenar la economía. Otro es una moción de censura impropia, de alguien que no era diputado y que usa sus 10 meses de gobierno como una gran campaña electoral, confundiendo programa electoral y BOE. Nos cogen las elecciones con un equipo que acaba de aterrizar y necesita tiempo. Y además la crisis trae la irrupción de un partido de derecha populista –que nos diezma el 10% de votos–, con Cs encontrando voto de centro. También el desmoronamiento de Podemos, fíjate,  beneficia al PSOE. A Sánchez le benefició todo. Y aún así, su porcentaje de voto es el 28%. El mismo que tenía Rubalcaba en 2011 y dimitó. Los mismos de Rajoy en 2015 y Cs -PSOE forzaron elecciones.

En un tiempo tan líquido, Cataluña abrió un nuevo horizonte, con la gente agarrándose a banderas y fronteras a ambos lados.

Estamos pasando una época mala. Tenemos la peor clase política desde la Transición. Con mucha más ambición que programa. Con más prisa por llegar que ideas. Es un sarampión, de una política adolescente. Esto pasará. Volveremos a la política que ha cambiado España.No son buenos tiempos para la política, honradamente. Pero hemos mantenido a Galicia a salvo de la inestabilidad. De todas las comunidades, la que más ha crecido en renta per cápita en el s.XXI ha sido Galicia. A pesar de que el 25% sea pensionista. Se dice pronto, pero nunca antes había ocurrido. 

Votó a González en 1982. Algo extraño habrá pasado en España cuando el PP está más cercano a VOX que al PSOE, y el PSOE más próximo a ERC que al PP. ¿No?

En el PP  se ha producido una colisión contra un partido como Vox, y hemos estado aturdidos durante unas semanas. Pero yo creo que en este momento sabemos que no vamos a dejar de ser lo que somos. No somos Vox. Sus planteamientos antiautonomistas, antieuropeos...demagogia de derecha populista. Somos un partido de centro. Es verdad que nunca se había producido algo así desde que Fraga construyó el PP. Viene un coche en tu mismo carril, de frente, y a veces esquivarlo provoca una tensión. Pero estamos otra vez en la dirección correcta. 

Usted es una obsesión para Vox.

He intentado decir a los gallegos que votar a Vox era beneficiar al PSOE. Y se han enfadado mucho. 

Le llaman "nacionalista progre".

Lo importante es que los gallegos se hayan dado cuenta que esos 85.000 votos para Vox han sido 0 escaños y un triunfo de PSOE. Estoy convencido de que en las municipales vamos a recuperar miles de votos en beneficio del PP.

“Después de las elecciones tendremos que hablar". ¿Casado debe seguir pase lo que pase?fe13_resultado

Unos malos resultados hay que analizarlos. Sentarse y hablar. En 2015 fueron malos y fui el primero en decirlo. Cambiamos al presidente provincial en Coruña, Lugo y Pontevedra. Hicimos ajustes… El presidente Casado acaba de ganar un congreso. Lo lógico es que el partido lo apoye. La unidad del partido está garantizada. 

¿Cree que si fuera lehendakari o presidente de la Generalitat le preguntarían con tanta insistencia por su salto a Madrid? 

No. No. Parece que Cataluña o Euskadi son las dos únicas comunidades importantes en España. 

Centralismo mediático.

Está claro. Mire. Con todo el respeto y la admiración que tengo a la señora Arrimadas: me ha decepcionado profundamente. Habiendo sido la más votada en las autonómicas, lo primero que hace es marcharse. Cs nunca va a volver a tener un buen resultado en Cataluña durante mucho tiempo, le ha hecho un gran favor al indepentismo. El señor Iceta está huyendo hacia la presidencia del Senado. Yo no quería formar parte de ese conjunto de políticos. No creo en eso. Si me comprometí en 2016 con los gallegos a quedarse en Galicia hasta el 2020, no puedo decirles que me voy en el 18. Mi obligación es cumplir mi palabra.Y añado: es la primera vez que a un político le critican por no presentarse a un cargo. 

¿Le cansa la pregunta?

Sí. Llegué a Galicia en el 2003. Se me dijo que llegaba para irme después de ministro. Después me presenté para suceder a Fraga. Se me dijo que mi objetivo era saltar a Madrid. Gané una vez, me dijeron lo mismo. Gané la segunda, lo mismo. Gané la tercera, también lo mismo. Oiga… Y todos los que me lo decían se han ido a Madrid.

En 2018 decía que era una melancolía estéril pensar en 2020.

Sí. 

Pues cada vez queda menos.

Sí, pero cada vez es más "exigido" –usando palabras de Arsenio Iglesias– lo que necesitamos en política, y jugamos en dos competiciones. Una no nos ha salido bien  y en la otra estamos en pleno partido. Después de ahí, vendrá reflexión. Del PP y mía. Pero todavía queda año y medio de legislatura. 

Y ahí, despoblación y rural. 

Dos problemas: el demográfico y el estructural. Necesitamos población y proyectos para el rural. Vamos a replantear la estructura territorial de Galicia, garantizando la propiedad, con una ley para movilizar tierras improductivas. Haremos experiencias piloto en Ourense. Espero entregar miles de hectáreas en 2020. Galicia tiene una asignatura que creo que por primera vez puede aprobar.


"Que un candidato a la ciudad tenga un canal… es un show"


¿Qué le espera a Ourense tras el 26 de mayo?

Espero que cuatro años de gobierno local. Un mensaje claro para cuatro años. Es que... ¡quince listas en Ourense! 

¿Cómo lee esa fragmentación?

Es política de tuit, política televisiva. Que un candidato a la ciudad tenga un canal… es un show. Cuando se pierden los cimientos básicos del gobierno de la tercera ciudad de Galicia puede pasar cualquier cosa. No quiero eso. Yo quiero a Ourense. Pido a los ciudadanos que voten a Jesús Vázquez... incluso los que consideren que tenemos defectos, que los tenemos, y que hay que mejorar.  Jesús no es solo el candidato del PP, es el candidato de la gente a la que nos preocupa Ourense. Si quieren a esta ciudad, les pido un mensaje claro. Si no, el show que vamos a tener en el ayuntamiento de Ourense… va a hacernos retroceder en los próximos cuatro años. Es la antipolítica.

¿Cuál es el papel del PSOE?

El PSOE ha tenido problemas internos, el cabeza de lista ya no está, ahora aparece otro candidato de un ayuntamiento que no tiene nada que ver con Ourense... Con Barquero hemos tenido discrepancias, pero al menos nunca lo veríamos gobernando con Jácome. En este caso, sí. Ourense tiene dos opciones: tener un alcalde o tener un show político en cada pleno y en cada decisión. Como ourensano –y como presidente de Galicia– creo que sería letal. Sería letal para Ourense tener un alcalde como Jácome. Un persona histriónica, lo contrario a una ciudad abierta y cordial. Lamentablemente fuera nos empiezan a conocer por eso...nos preocupa, porque nos da mala imagen. 

El horizonte 19-23 es clave para Ourense. Pero venimos de un mandato turbulento.fe9_resultado

Ourense ha acreditado tener una de las peores oposiciones de las ciudades gallegas. Ante un alcalde que ha intentado gobernar, el único objetivo de la oposición es que no hubiese gobierno y bloquear la ciudad. Una oposición en la que se incluyen todos. El PSOE también le reía las gracias a Jácome estos años. ¿Dificultades? Han sido cuatro años muy difíciles, veníamos de un gobierno socialista muy deteriorado, y ha habido cuatro años de recesión… tuvimos las manos ocupadas para que no se nos cayesen las paredes del Ayuntamiento. La Xunta ha invertido en Ourense de forma continuada y constante. Hemos entrado al rescate de la parálisis a la que obligaba al Concello la oposición.

La cooperación ha sido clave para Vázquez. Pero sin PXOM, sin presupuestos...

Hemos visto cómo tras aprobar la junta de gobierno el PXOM, la oposición se molestaba por ello. Primero critican la lentitud, y luego critican su aprobación. Lamentablemente ha habido una oposición en la ciudad que hacía tiempo que no veía.  

¿Cuántos hoteles termales puede tener Ourense?

Con el AVE todo va a cambiar. Estar a 2 horas y 15 de Madrid es jugar en otra liga. Madrid es una comunidad de 5,5 millones, con una renta per cápita muy alta, y los madrileños el viernes a las 15 horas toman la decisión de ir hacia el levante o el sur. Ahora podrán tomar la decisión de venir al noroeste. En otoño e invierno, que es cuando nos interesa, para desestacionalizar el turismo… Ourense es un objetivo prioritario. Estamos consolidando la Ribeira Sacra como Patrimonio de la Humanidad, cuidar el Ribeiro, los vinos de Monterrei y Valdeorras están consolidados… soy optimista en cuanto a conformar a Ourense como un destino otoñal distinto. Porque las aguas termales, las tienes o no las tienes. 

¿Qué rol debe jugar el Centro FP “Eduardo Barreiros"?

Es un proyecto que la Xunta quería hacer. Inicialmente presentamos el tema en Vigo, porque pensábamos que al ser la ciudad gallega más industrial debía estar ahí. Sorprendentemente… bueno, en realidad el objetivo en Vigo es siempre boicotear los proyectos de la Xunta. El presidente de la Diputación estuvo rápido. Se anticipó. Y ahora vamos a hacer este centro, con una inversión potente. De lo que se trata es innovar y modernizar en todo lo que se pueda hacer en FP. Formar, en Ourense y en la zona sur de Galicia, en los estudios de mayor competitividad. 

Baltar habla de convertir a Ourense en la capital de FP en la eurorregión Galicia-Portugal. ¿Debemos mirar más hacia el sur?

Soy el presidente de la eurorregión –un cargo que es rotatorio–. El otro día el alcalde de A Gudiña y el presidente de la Diputación de Ourense me propusieron recibir a los alcaldes portugueses que están instando a esa autovía que conecte Portugal y A Gudiña. Es un proyecto muy inteligente. 

A Gudiña como nodo ferroviario.

Es verdad que dependemos de Portugal, pero si la mayoría de los alcaldes de las cámaras portuguesas lo piden, al final lo conseguirán. Igual que conseguimos en su momento la autovía Chaves-Verín. Una infraestructura que uniría Portugal a una estación muy competitiva –Madrid ahí está a menos de dos horas–. Es una conectividad clave para todo el norte luso, y que le viene muy bien a la comarca de Monterrei. 

En Valdeorras están hartos de pedir lo suyo. ¿Es una comarca discriminada?

Sí. Valdeorras es una zona muy industrial, donde la pizarra nos ha dado muchas alegrías a nivel de exportación. Tiene un déficit de infraestructuras muy importante. Se decidió en su día hacer dos autovías de entrada a Galicia –una por Benavente y Verín, y otra por Benavente-Lugo-Coruña–. No se optó por el acceso centro de Galicia, y hay un déficit de atención a Valdeorras. Tenemos que reforzar el hospital de Valdeorras, como el de Verín, necesitamos la circunvalación de O Barco, la conectividad con Monforte. Hacían falta proyectos, ya se hicieron, ahora lo que hace falta es ejecutar las obras.  Cuando el PSOE estaba en la oposición tenía mucho intereés en ejecutar esos proyectos, pero primero había que hacerlos. Ahora que ya están hechos, espero que tengan el mismo interés en ejecutarlos. 

El estado de la N-120 es sangrante. 

Es muy difícil competir con las dos autovías mencionadas. Pero desde el punto de vista de infraestructuras, ahora le tocaría el turno a la comarca de Valdeorras. Hay que conectarla con Ponferrada y Monforte.

Más en Ourense