Ourense

Ourense, antes todo esto era campo...

Ourense

Ourense, antes todo esto era campo...

Contemplar la ciudad a vista de pájaro con la mirada de 1946 y la de 2017 permite observar los cambios en su forma y su fondo

Las nuevas tecnologías permiten viajar al pasado sin necesidad de moverse de casa. Lo que hicieron los antiguos es aprovechado por los nuevos para, por ejemplo, descubrir como era una ciudad hace décadas y como es ahora. El cambio de hábitos y formas de vivir va de la mano con las modificaciones en el esqueleto de las ciudades. Sus edificios, sus carreteras, el aprovechamiento de los recursos naturales. Todo evoluciona. O involuciona, que dirán otros. Una herramienta de la Xunta de Galicia permite sobrevolar Ourense a vista de pájaro. De un pájaro de 2017 y de un pájaro de 1946. Y el resultado es una transformación al máximo nivel. Mucho cambia, poco se mantiene. Pero todo forma parte del ADN de la ciudad de As Burgas. En blanco y negro y en color. Pasen y vean.

CIUDAD

La vista general de Ourense deja a las claras el crecimiento de la ciudad durante las últimas ocho décadas. La vida se concentraba en una orilla del río, que fue dando pasos a la construcción hacia la otra orilla (barrio de A Ponte) y hacia ambos lados, con una transformación de 0 a 100 en la zona de As Lagoas. Muchos de los caminos de tierra de 1946 continuaron siendo las arterias que comunicaban un punto con otro, como un esqueleto municipal que permanece inalterable.

A PONTE

Mucho más campo y muchos menos edificios y estaciones. Así lucía A Ponte y su entorno a mediados de la década de los 40. Ourense todavía no había puesto sus ojos hacia esa zona para dar el salto en crecimiento. También para cruzar el Miño había menos alternativas. Basta con mirar el número de puentes que cruzan el río.

OS REMEDIOS Y PUENTE ROMANO

La primera línea de río sufrió un gran cambio con el paso de los años. Menos salvaje y más urbanita. Ni rastro del complejo deportivo de Os Remedios al lado de una capilla de Nuestra Señora de Os Remedios que se mantiene como elemento referente de la zona. Un Colegio Salesianos que esperaba un crecimiento definitivo en la década de los 50 y los terrenos en los que nacería el Centro Comercial Ponte Vella se distinguen en la vista aérea. 

Otro de los elementos perennes, el Puente Romano. Símbolo de la ciudad que resiste en cualquier repaso histórico. 

AS LAGOAS

Habría que esperar unos cuantos años para que la zona universitaria de Ourense se instalara en la parte derecha del mapa. La ciudad, en 1946, terminaba antes de lo que ahora son As Lagoas. Una ampliación necesaria cuando Ourense comenzó a "hacerse mayor" y necesitó más viviendas y más servicios adaptados. 

O COUTO

La forma del barrio de O Couto se distingue a la perfección. Al igual que las de un primigenio campo de fútbol, que se inauguraría dos años después, el 29 de agosto de 1948. Flanqueado por la actual rúa Ervedelo (con un final mucho más arbolado) el barrio mantiene sus señas de identidad, con un contorno identificable y un interior cada vez más populoso.

CEMENTERIO

"Ahí está viendo pasar el tiempo", que dirían Ana Belén y Víctor Manuel. El cementerio ourensano es una de esas construcciones que se distingue a la perfección en la vista aérea de 1946. Su entorno es diferente, tanto los edificios que le rodean, como el cercano mirador. Ha ido cambiando de "vecinos" pero en ubicación y dimensiones sigue casi inalterable.

CHUO

Bajando la vista hacia la parte baja del mapa, los terrenos vacíos vuelven a ganar protagonismo en 1946, lejos de la concentración de viviendas. Entre dos vías de comunicación que se mantienen, el Complejo Hospitalario Universitario de Ourense (CHUO) encontró su ubicación. 

PLAZA MAYOR

¿Qué hay del centro? Pues el paso de las décadas no ha alterado la característica forma de la Plaza Mayor de Ourense, que se solapa en ambas imágenes. El pulmón verde que forma la Alameda, tiene su continuidad en la Praza Bispo Cesáreo antes de llegar a las calles más céntricas. Una estructura que se ha mantenido en gran parte durante estos años.