Ourense

Ourense asume las nuevas normas para los entierros

Ourense

Alerta sanitaria

Ourense asume las nuevas normas para los entierros

Entrada del tanatorio de As Burgas (MARTIÑO PINAL).
photo_camera Entrada del tanatorio de As Burgas (MARTIÑO PINAL).
El Obispado prohibió los funerales y solo la familia debe velar al fallecido

Los tanatorios y velatorios también se han visto afectados por las medidas para combatir el virus.  Las instalaciones abren las puertas para recoger a las personas fallecidas, pero una amplia mayoría, una vez colocado el ataúd en la sala, no permiten la entrada de ni tan siquiera de los familiares para velar el muerto durante las 24 horas que exige la legislación antes de proceder a darle sepultura o incineración. Otros, caso de los de la ciudad, permiten la entrada de la familia, pero no más de 10 personas. Prohibido recibir duelo.

Francisco Javier Gómez es gerente de Pompas Fúnebres Amapa y ayer tenía que dar sepultura a una persona en Pereiro de Aguiar. "Un sacerdote reza una oración y, acto seguido, conducimos el cadáver directamente al cementerio. La misa de funeral se aplaza a otra fecha", asegura, puntualizando que los familiares son los únicos que pueden acompañar el fallecido.

Este funerario detectó que, tras la alarma generada por el coronavirus, los ourensanos no suelen acudir a dar el último adiós a amigos o conocidos que fallecieron ni a arropar a sus familiares. Esta situación no deja de ser llamativa, dado que los funerales eran aprovechados hace solo unos días, sobre todo en el rural, para, una vez trasmitidas las condolencias a la familia, conversar y saludar a los vecinos, ponerse al día en las últimas noticias surgidas en la zona. Esto provocaba que a los entierros acudieran numerosas personas, máxime cuando disponían de un autobús gratis para desplazarse.  El transporte fúnebre fue suspendido. "No meu caso, o tanatorio está cerrado. Recollemos e preparamos a persoa fallecida e cando chega a hora de enterro, a conducimos directamente o camposanto. Un sacerdote nos acompaña, xunto cos  familiares", apuntó el gerente de la Funeraria la Paz de Verín, Raúl Álvarez.

Los concellos, que gestionan la mayoría de los velatorios habilitados en antiguas escuelas y locales sociales en los diferentes pueblos, dieron instrucciones a los vecinos para que no acudan a arropar a los familiares de los fallecidos ni acudir al entierro. "Temos un alto porcentaxe de persoas maiores  no concello e non poden expoñerse a un contaxio. Por eso pedimos que queden na casa", apuntó el alcalde de Cualedro, Luciano Rivero.

Misa de funeral

En lo que se refiere a las honras fúnebres, en el Obispado de Ourense son tajantes para evitar posibles contagios: "En los funerales celébrese el rito exequial en el velatorio o en el cementerio y pospóngase la celebración de la misa para cuando finalice la situación de emergencia", aseguran, puntualizando que también están suspendidas las misas de aniversario, dominicales, romerías y resto de celebraciones religiosas que no sean urgentes. 



Misas a través de radio, televisión y redes sociales

En el Obispado de Ourense recordaban ayer que las misas están suspendidas en todas las iglesias de la provincia. Aseguran que no le consta que haya párrocos que el pasado domingo incumplieran la prohibición, al tiempo que insta a los fieles a seguir los oficios religiosos a través de la televisión, radio y las redes sociales.  Además, explica que quedó aplazada  las ordenaciones de diácono y presbíteros previstas para el próximo día 19 de marzo.

Eso sí, argumentan que los templos continuarán abiertos para que los fieles, en caso de que lo deseen, puedan orar. También se extremaron las medidas de seguridad en la atención a personas en Cáritas. 

Te puede interesar