La Región

ES VIRAL

“¿Pican? Contigo, trece"

Hace semanas que se volvió "viral" la imagen de un pescador en la biblioteca del Campus de Ourense. ¿Qué pesca? Que los estudiantes sean capaces de reírse un poco, entre el agobio de tantos exámenes.

El Pescador recoge una "trucha" en la fuente del parque de San Lázaro de la ciudad, ayer por la mañana.
El Pescador recoge una "trucha" en la fuente del parque de San Lázaro de la ciudad, ayer por la mañana.
“¿Pican? Contigo, trece"

Empezó en la biblioteca Rosalía de Castro del Campus de Ourense, hace cosa de un mes. Como si de una cámara oculta se tratase, un pescador –con bolsa, caña y catiuscas– entró en la sala durante la jornada de estudio. Entre los presentes, caras de sorpresa y algún móvil en alto, grabando la escena. El joven, en silencio, pasea por las distintas plantas del edificio, echa la caña, recoge el sedal y se va con un discreto "chao pescao". El resto es historia.

El Pescador es un joven ourensano de 25 años, que reconoce que le gusta crear situaciones anómalas y, además, hacerles pasar un buen rato a los estudiantes que se pasan buena parte de estas semanas en las bibliotecas. "Siempre desde la educación y el respeto, eso sí", asegura en el Parque de San Lázaro, después de echar pescar una trucha en la fuente.

pescadore​Sus intervenciones siempre son cortas y sin ánimo de ofender a nadie. Después de Ourense, "pescó" en la biblioteca conocida como "Conchi" –Concepción Arenal– de la Universidade de Santiago de Compostela. Luego, la Xoana Capdeville de la Universidade de A Coruña y lo esperan en Lugo, Pontevedra o Vigo. "No me esperaba esta repercusión y mucho menos que algunas bibliotecas me invitaran públicamente a través de las redes sociales", explica. Empezó a echar la caña en este tipo de instalaciones como conocedor del agobio que puede causar el estudio. "Estudié una carrera en Ourense, otra en Santiago y ahora estoy con la UNED, conozco la ansiedad que provocan los exámenes. Intento hacerle pasar un buen rato a los que están ahí, como decía Chaplin 'Un día sin reír es un día perdido", cuenta.

Pero aunque su hábitat natural son las bibliotecas, El Pescador también valora la posibilidad de probar en otros ambientes en donde hay aglomeración de gente. "Me gusta mucho hacer desaparecer por un momento los prejuicios y estereotipos establecidos por la sociedad, romper lo pautado, lo que tenemos que hacer todos", explica el joven.


Una larga historia


El ourensano reconoce que pesca desde los 13 años, siempre en la misma compañía: "Empecé a pescar porque mis abuelos lo hacían y es una forma de estar con ellos, soy muy familiar".

Sus seres queridos conocen su nueva faceta como El Pescador, y lo animan a que siga haciendo pasar un buen rato a la gente. Por el momento, se puede seguir su actividad a través de @el_pescador___ en Instagram y _el_pescador en Twitter.n