Ourense

La Raia lusa diseña una estrategia para rentabilizar la llegada del AVE

Ourense

llegada del ave

La Raia lusa diseña una estrategia para rentabilizar la llegada del AVE

Los municipios de la Raia.
photo_cameraLos municipios de la Raia.
Los municipios portugueses del Xurés preparan un plan de cara al próximo año y quieren involucrar a la parte ourensana

El frente para sacar provecho de la llegada de la alta velocidad ferroviaria se extiende por toda la Raia. A la petición liderada por A Gudiña y Riós, junto a los municipios de Trás-os-Montes, se suman también, por otra parte, los ayuntamientos a ambos lados de la frontera del parque natural Xurés-Gerês. El norte de Portugal ya prepara su propia estrategia para rentabilizar la llegada del AVE a Galicia e invita a participar a los concellos ourensanos.

Los municipios limítrofes de la zona portuguesa, como Melgaço, Arcos de Valdevez, Ponte da Barca, Terras do Bouro o Ponte de Lima están preparando un plan estratégico para sacar provecho de la llegada de los trenes de alta velocidad al otro lado de la frontera.

En este escenario, los portugueses parecen caminar a un ritmo mucho más avanzado que sus vecinos ourensanos. Un progreso que quieren compartir, implicándolos en un plan conjunto transfronterizo. Una oferta turística global que permita aprovechar la llegada del AVE a Ourense para acercar a todo el turismo que llegue al aeropuerto de Oporto hacia esa estación, pasando por el entorno del parque natural del Xurés.


“Visión global"


"Teñen unha visión global que nos queren contaxiar, para situar no mapa desde o punto de vista, sobre todo, de infraestruturas. Falamos do aeroporto, por un lado; do tren, por outro; e evidentemten o tema das estradas, que é o que estamos a reivindicar tanto en Galicia e Portugal", apunta uno de los regidores ourensanos implicados en el futuro proyecto. Este grupo de concellos y cámaras municipales tendrá carácter reivindicativo y pretende alzar la voz para reclamar mejores infraestrucutras, ya que ahora mismo la vía que atraviesa el Xurés desde la Baixa Limia es una "canella" en la que el tránsito de muchos vehículos se hace complicado, especialmente en la parte lusa.

Los concellos quieren hacer fuerza para que se mejoren las comunicaciones en la zona y conseguir centralizar parte del turismo que llega por el norte de Portugal y quiera viajar a España usando el AVE. "Non deixan de preguntar cando vai ser a data definitiva de chegada do AVE. Están deseñando a planificación e queren contar con nós", indica este alcalde la Raia ourensana. En pocas semanas, se lanzará un proyecto conjunto, con el que quieren funcionar como una misma voz para pedir nuevas infraestructuras.

"Queremos facer as reivindicacións de cara ao 2020. Eles teñen unha estratexia que están a deseñar, están a facelo ben e queren implicarnos", señalan

Además, considera que al igual que en la otra parte de la Raia, en el entorno de A Gudiña, buscan ganar atractivo y no quedar atrás.

Una de las reivindicaciones clave es la prolongación de la autovía a Celanova hasta Bande y la frontera portuguesa, aunque para concretar el proyecto, que lleva años en el cajón, se necesita realizar un frente común que consiga mejorar las comunicaciones al otro lado de la frontera, que poco se parece a una vía de comunicación del siglo XXI.

Los concellos ourensanos están dispuestos a participar en la formación de una voz conjunta. "Se as cousas se fan ben e temos unha estrada medianamente decente, teremos máis preto o aeroporto de Oporto cá Santiago ou Vigo, coas posibilidades que poden supór para esta zona", señalan desde la parte ourensana.


Una sinergia más


Los concellos de la Baixa Limia participan en el proyecto Raia Termal, junto a las cámaras municipales de Melgaço y Terras do Bouro, y capitaneado por la Confederación Hidrográfica Miño-Sil y la Diputación de Ourense. En él, funcionan como un destino turístico termal de la frontera gallego-portugués, con una gestión, comercialización y puesta en valor conjunta.

Ahora, la estrategia que preparan estos municipios, aunque no está delimitada temporalmente y a expensas de la llegada del AVE, permite empezar a preparar la realización de una oferta conjunta y la reivindicación de infraestructuras. Uno de los ejemplos fue la reunión de los regidores de Entrimo, Bande, Muíños y Lobios hace justo un año con representantes de Ponte de Lima, Melgaço o Arcos de Valdevez, en la que decidieron enviar una misiva tanto a la Xunta de Galicia como al Gobierno portugués pidiendo tanto la mejora de la OU-540 como la N-203. 


Una reivindicación que se suma a la autovía hasta A Gudiña


La llegada del AVE, que se espera que pueda estar en funcionamiento a partir de 2022, pone los dientes largos a la provincia, y también a la Raia lusa, que espera como agua de mayo la mejora de las comunicaciones, que confían en que sirva de acicate al turismo. La cooperación transfronteriza se antoja fundamental para poder mejorar las infraestructuras complementarias para acercar el AVE a estas localidades. En la zona oriental ya se han puesto las pilas.

Liderados por A Gudiña y Riós quieren implicar a municipios como Vilardevós, Oímbra, Monterrei, Cualedro o A Mezquita en la reclamación de una vía rápida que comunique la estación del AVE con la frontera y, de ahí, la construcción de otra vía rápida por las distintas localidades portuguesas, para acercarse a un público potencial de 200.000 personas. Con esta infraestructura, más la mejora en la zona del Xurés –Entrimo, Muíños, Lobios, Melgaço, Arcos de Valdevez, Ponte da Barca, Terras de Bouro–, y sumado al acceso de Montealegre por Xinzo y Chaves por Verín, el AVE estaría accesible a todo el nordeste luso.